ARCHIVADO EN:

La cadena de comida preparada Nostrum podría estar incurriendo en una irregularidad al aplicar de manera incorrecta el IVA a algunos de los productos que dispensa a sus clientes. La empresa, que funciona en muchos locales con el sistema de franquicias, cuenta, según el local del que se trate, con licencia de tienda o de restaurante.

Este detalle es importante ya que marca el tipo de IVA que se puede cobrar en los productos. Si se trata de una tienda, los productos tienen tres tipos de Impuesto de Valor Añadido y que varían entre el 4 %, el 10 % o el 21 %, dependiendo del producto; en el caso de que las ventas se hagan en un restaurante, el IVA es siempre el 10 %.

Sin embargo, muchos locales de la empresa de venta de comida elaborada iniciaron su recorrido como tiendas en las que se vendían productos pero no se podía comer, según publica Economía Digital. Cuando en 2016 la empresa decidió que todas sus tiendas pasaban a ser consideradas como restaurantes, el IVA que aplicaba a sus productos debía adaptarse a las nuevas especificaciones del negocio. Sin embargo, muchas de ellas no lo hicieron y continuaron facturando con el mismo porcentaje de IVA.

Se da la circunstancia de que, aunque se trate de un franquiciado, el sistema de facturación lo facilita la empresa matriz, por lo que los gestores de las franquicias poco pueden hacer para solucionar este tipo de problemas.

La opción que le queda ahora a la empresa, dirigida por Quirze Salomó, es hacer declaraciones complementarias para todos los años anteriores en los que ha aplicado el IVA de manera irregular.

COBRAR POR SENTARSE

Una de las novedades que presenta Nostrum es que a partir de ahora va cobrar un suplemento a los clientes que opten por quedarse en el local a comerse los platos preparados que han comprado. En este caso, los clientes deberán abonar un suplemento que variará entre 30 y 50 céntimos. El concepto que se hará constar es el de 'comensal', y en él se incluye el uso de cubiertos, vaso, servilleta y productos como el aceite.