Aigües de Barcelona ha consolidado su compromiso de seguir implementando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por las Naciones Unidas. Se trata de diecisiete retos en los que se basa la Agenda 2030 y que constituyen una hoja de ruta para los próximos años con el objetivo de avanzar hacia el desarrollo sostenible.

La compañía ha incluido estos ODS en su día a día, priorizando las actuaciones para garantizar la accesibilidad universal al agua.

FONDO DE SOLIDARIDAD

Consciente de su responsabilidad con las personas como prestataria del servicio, la compañía ha impulsado medidas sociales al alcance de todos. En 2012 se creó un Fondo de Solidaridad puntero para atender la situación de las familias vulnerables, es decir, aquellas que no se podían hacer cargo del pago del recibo del agua.

El Fondo de Solidaridad de Aigües de Barcelona ha firmado convenios con 22 municipios del área metropolitana para garantizar el agua a las personas que no la pueden pagar. Y ya ha bonificado la factura a casi 25.000 familias, de las que más de 7.000 residen en la ciudad de Barcelona. Además, este 2018 se comunicó a todas las personas en situación de vulnerabilidad la condonación de la deuda acumulada en los recibos atrasados.

Además, casi 14.000 familias han accedido a las tarifas sociales; unas 2.600 familias se han beneficiado de aplazamientos y flexibilidades para el pago de la factura, y más de 20.400 familias han conseguido bonificaciones gracias a la campaña para la ampliación de los tramos de consumo impulsada por Aigües de Barcelona.

DESARROLLO SOSTENIBLE

Durante 2018 se ha actuado para hacer frente a tres retos estratégicos, como son el fin de la pobreza (ODS 1), el acceso a agua con garantías sanitarias y saneamiento (ODS 6) y el establecimiento de alianzas para conseguir estos objetivos (ODS 17). Y se han desarrollado proyectos relacionados con otros objetivos prioritarios, como el impulso del crecimiento económico (ODS 8), la reducción de las desigualdades (ODS 10), el fomento de la producción y el consumo responsables (ODS 12), la acción por el clima (ODS 13) y la protección de los ecosistemas terrestres (ODS 15). Todos estos retos se han incluido a la estrategia de Aigües 2020, la hoja de ruta de la compañía, impulsada en el año 2015, para un desarrollo sostenible.

En la lucha contra el cambio climático, se han desarrollado acciones para adaptarse a sus consecuencias promoviendo una gestión de los recursos eficiente, sostenible e innovadora. Las plantas de tratamiento, por ejemplo, se han transformado en ecofactorías, es decir, en estaciones generadoras de recursos, favoreciendo la reutilización del agua, el autoconsumo de energía y la reducción de residuos.

Esta tarea de fomento de un modelo de desarrollo sostenible ha sido reconocida en numerosos ámbitos, lo que ha situado a Aigües de Barcelona como referente internacional. Un hecho que se demuestra con el récord de visitas técnicas a las instalaciones alcanzado durante 2018, con 7.830 personas de 25 países distintos.