ARCHIVADO EN:

Once meses después de que Agbar trasladara su sede social a Madrid, la compañía ha anunciado que regresa a Barcelona, una vez recuperada la confianza en la estabilidad económica.

Agbar ya anunció en el momento de anunciar su traslado a Madrid que la medida era temporal, para preservar la seguridad jurídica de los inversionistas y la protección de los intereses de sus trabajadores/as, clientes y proveedores.

De esta manera, Agbar se convierte en la primera gran compañía que regresa a Catalunya después de la fuga de empresas tras el momento de inestabilidad política que se vivió a raiz del desafío independentista y la amenaza de una declaración unilateral de independencia, lo que habría provocado la salida de la zona euro de la región. Agbar trasladó su sede social a la capital española en pasado 7 de octubre.

ESTABILIDAD RECUPERADA

La decisión la ha tomado el Consejo de Administración de SGAB, matriz del grupo Agbar. Ahora consideran que recuperada la estabilidad, ha llegado el momento de retornar la sede social a Catalunya, donde se ubican diversas operadoras del ciclo integral del agua de las que la compañía es accionista. Estas otras empresas han mantenido su sede social en Catalunya durante este periodo.

La compañía ha anunciado que el cambio de sede social no ha supuesto ninguna afectación al servicio que presta a sus clientes ni ha afectado a las inversiones planificadas, que se han ejecutado en los plazos previstos.