El empresariado catalán vivió un mal año en 2018: se crearon menos empresas que en 2017 y, por otra parte, fueron más las que entraron en concurso de acreedores -lo que antes se llamaba suspensión de pagos. 

Según datos publicados por la agencia de 'rating' Axesor, el número de empresas creadas en Catalunya durante el pasado año retrocedió un 7,6% respecto a 2017, hasta las 17.383 nuevas altas. Esta cifra, por otra parte, supone el dato más bajo para la comunidad catalana desde el año 2012

Por otra parte, y abundando en la recesión, las empresas catalanas registraron el pasado año un total de 968 concursos de acreedores, tras incrementarse un 11,3% comparado con los datos del año previo, lo que supone cerca de uno de cada cuatro procedimientos iniciados en toda España.

MADRID, HACIA ARRIBA

Los datos catalanes tienen un alarmante contrapunto con los de la Comunidad de Madrid, que, con 21.628 empresas creadas en 2018 y con un ascenso del 5,6% en un año, lideró la lista de creación de empresas. Al mismo tiempo, los procedimientos concursales en esta región descendieron un 1,3%, hasta los 747 concursos.

Por otra parte, la caída en la creación de empresas en el conjunto del territorio español fue mucho menor que en Catalunya, ya que se limitó al 0,4%, al darse de alta un total de 94.587 nuevas sociedades.