La empresa menorquina de abarcas Riudavets ha abierto una sede en el municipio de Cabrera de Mar para relanzar su marca. El objetivo de la histórica compañía de calzado es producir hasta 50.000 pares de sandalias y alcanzar los 800.000 euros de facturación en un plazo de cinco años.

El año pasado el comercio celebró su 90 aniversario y hoy en día la marca vende alrededor de 9.000 abarcas anuales. La responsable de ventas en España de la empresa menorquina, Miriam Reyes, ha explicado que “la producción está en mínimos y queremos recuperar las ventas y el prestigio que ostentamos en el pasado”.

QUINTUPLICAR LAS VENTAS

Riudavets tiene la finalidad de quintuplicar sus ventas y facturar entre 750.00 euros y 800.000 euros antes de 2025. Reyes ha añadido que “hace 15 años vendíamos 10.000 pares de sandalias al año, más de lo que estamos vendiendo actualmente”.

Las míticas abarcas menorquinas están presentes en una veintena de puntos de venta multimarca, la mayoría de ellos en Barcelona, donde trabaja con 15 clientes. En el resto de España, la compañía está presente en Menorca, donde la hermana de Amalio Riudavets, cuarta generación de la empresa, tiene una tienda, y en un punto multimarca de San Sebastián.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.