Real Madrid, 1,5 – FC Barcelona, 1,1. No se asuste el lector culé. Es tan sólo un resultado virtual, referido a los millones de telespectadores que se arremolinan en los bares de España para ver fútbol frente al televisor...

Un reciente estudio que han elaborado Kantar Media -el medidor oficial de televisión en España- y la propia Liga de Fútbol Profesional (LFP) revela que cerca de 3,3 millones de espectadores acuden ocasionalmente a bares españoles para tomarse un par de 'birras' y un pica-pica, mientras siguen por la tele los partidos de LaLiga. Según los datos del referido estudio, de esos 3,3 millones de telespectadores que se reúnen en lugares públicos para ver rodar el balón, 3,1 millones lo hacen exclusivamente para seguir los encuentros de LaLiga (la antigua División de Honor, vamos), mientras que el resto, 200.000 espectadores, lo hacen por la LaLiga 1|2|3 (la antigua Segunda División A).

Para el estudio se han realizado 1.211 entrevistas telefónicas durante 22 semanas en las que, además de preguntar por los partidos vistos, se ha pedido a los encuestados que especificasen el lugar donde se encontraban, así como el tiempo empleado en ver el encuentro -no sea que no lo hayan visto entero. En cuanto al perfil de telespectador, la audiencia tipo de LaLiga TV en bares se resume así: varón, adulto y con poder adquisitivo.

Hasta la 22a jornada del campeonato, cada partido emitido en LaLiga TV ha alcanzado los 363.000 espectadores de media. Como era de esperar, los partidos más vistos han sido los del Real Madrid y del Barça con una audiencia media 1,5 y 1,1 millones de telespectadores, respectivamente. Y es aquí donde se cumple el titular de este artículo.

Por otra parte, y hablando de cifras, el clásico Madrid-Barcelona, disputado el pasado 23 diciembre (acabó 0-3 para los culés), se convirtió en el partido más visto hasta el momento, con una audiencia de casi 4 millones de espectadores y un rating de 8,8 puntos.

UNA LIGA A LA HORA DE... CHINA

Dicen los expertos en este tipo de mediciones de audiencias televisivas que cada vez resulta más complicado hacerlo de forma fidedigna, especialmente en lo que concierne a los partidos de fútbol. Sobre todo debido a la 'fragmentación de audiencias' causada por una oferta televisiva cada vez más amplia. Valga un dato: si en el año 1992 se medían 12 cadenas, actualmente hay más de 140.

Para salvar esta fragmentación de audiencias, Kantar se propone elevar la muestra. Actualmente, el panel de audiómetros en España es de 4.775 hogares. La empresa quiere ampliar este número en 800 este año para paliar el error estadístico. En cuanto a los bares, los problemas técnicos son mucho mayores por la elección de locales para una muestra apropiada. En este sentido, la empresa playthe.net apuesta por un sistema 'smart' instalado en pantallas digitales de 1.795 bares, que mide el número de personas congregadas a partir del WiFi y el teléfono móvil.

Volviendo al fútbol, hay que recordar que también están influyendo los horarios que marca el mercado. Y en eso ahora manda China. El mentado clásico del año pasado, en el Bernabéu, se jugó a una hora nada futbolera en España (la 1 del mediodía) aunque perfecta para Pekín y alrededores: las 8 de la noche. Porque China es el gran 'market' del siglo XXI y, desde ayer, cuenta con un presidente (Xi Jinping) a quien sus conciudadanos -vía parlamento- le han concedido la potestad de gobernar de por vida.