El director general de EasyJet en España y Portugal, Javier Gándara, ha admitido hoy que los disturbios registrados en Cataluña tras la sentencia del procés obligaron a la aerolínea a bajar los precios para mantener la demanda en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

En rueda de prensa en Madrid, Gándara ha afirmado que debido a las protestas convocadas por colectivos independentistas tras el fallo del Tribunal Supremo "se vieron resentidos" el tráfico y los ingresos de su base barcelonesa.

BAJADA DE INGRESOS

Gándara ha explicado que en esas fechas de conflictos callejeros y protestas, en que los manifestantes llegaron a bloquear los accesos al Aeropuerto de Barcelona, la compañía de bajo coste tuvo que "bajar los precios para mantener la demanda, a costa de una bajada de ingresos".

No obstante, se ha mostrado confiado en que "vuelva la normalidad" a Cataluña y ha incidido en su previsión de crecimiento en El Prat.

EasyJet transportó en el último ejercicio fiscal casi 3,8 millones de pasajeros desde y hacia el aeropuerto barcelonés, un 3,7 % más que en mismo periodo anterior.

El Prat, en donde easyjet recuerda que es el tercer operador por capacidad, rebasó el pasado julio la cifra de 45 millones de pasajeros desde el inicio de su operación, en febrero de 1996.