Las ventas globales de Nissan Motor cayeron un 37,3 % en mayo respecto del mismo mes del 2019 y en los primeros cinco meses de este año acumula una reducción del 32,3 %, según ha anunciado la compañía este lunes. Al igual que otras firmas del sector, Nissan Motor se ha resentido este año por la caída en la demanda global de vehículos a causa de las derivaciones de la pandemia de coronavirus, que ha obligado a suspender la producción en muchas plantas.

MERCADOS MUNDIALES

En mayo pasado Nissan vendió 272.873 vehículos y en los primeros cinco meses del año un total de 1,47 millones de unidades, ha indicado la firma en un comunicado. China fue el primer país en comprar vehículos de Nissan en mayo, 130.016, con un aumento del 6,7 % respecto al mismo mes de 2019. Es el único mercado de la firma japonesa en el que la compañía ha registrado un crecimiento en sus ventas durante mayo.

En EEUU, otro de los principales mercados de la automovilística nipona, las ventas se redujeron por encima de la mitad (en un 50,7%) hasta las 65.065 unidades. En España, la caída en mayo fue del 67,5%, hasta 14.800 vehículos.

PRODUCCIÓN

En cuanto a los niveles de producción, de las fábricas de Nissan Motor salieron en mayo 156.898 unidades, un 62,6 % menos que en el mismo mes de 2019. En los primeros cinco meses de este año la firma nipona fabricó 1,20 millones de vehículos (-42,5 %).

NISSAN SALVA UNA PLANTA DEL PRAT

Nissan salva el almacén de El Prat de Llobregat, donde trabajan 110 personas y cuyo futuro era incierto hasta el día de hoy. La dirección de la empresa nipona ha decidido mantener el almacén de recambios situado en este municipio del área metropolitana, pero sigue adelante con el cierre de las plantas de la Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac. 

La automovilística ha explicado que ha decidido la continuidad de la planta tras un análisis y posterior propuesta del equipo directivo de Nissan Motor Ibérica (Nmisa) liderado por Frank Torres.

EL CIERRE

La automovilística japonesa anunció el pasado 28 de mayo su voluntad de cerrar sus plantas catalanas, donde trabajan de forma directa unas 3.000 personas.​ La compañía cuenta con cinco plantas en Cataluña, tres de ellas de producción, que están ubicadas en la Zona Franca de Barcelona, Montcada i Reixac, Sant Andreu de la Barca, El Prat de Llobregat (Barcelona) y el Puerto de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.