Los comercios de Barcelona han sufrido una caída de la facturación del 35% en 2020 respecto al año anterior, según refleja un estudio sobre el comportamiento del consumidor en los ejes comerciales de Barcelona antes y durante el covid-19, presentado este martes por Barcelona Oberta.

El impacto de la pandemia también ha provocado la pérdida de movilidad, representada en un bajada del 63% de los visitantes regulares, del 78% de los visitantes esporádicos y del 94% en el caso del turismo.

CAÍDA DE LA FACTURACIÓN

Por el contrario, las caídas de facturación más pronunciadas han recaído sobre la moda (-40%), la restauración (-32%) y la hostelería (-80%).

“Quedan por delante muchos meses para que podamos recuperar los niveles de facturación que había antes de la pandemia”, ha declarado el responsable de este estudio basado en el big data, Òscar Valero.

REDUCIÓN DE VENTAS DEL 50%

Por su parte, el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha presentado los datos referentes a una encuesta realizada durante el cuarto trimestre de 2020, que señala que el 68% de los comercios de la ciudad han reducido sus ventas un 50% o más respecto al mismo periodo del año anterior.

Además, el 88% de los negocios tienen a parte de la plantilla en ERTE, el 81% de ellos han recibido ayudas inferiores a 10.000 euros y el 13% tiene la intención de cerrar este 2021.

AYUDAS

Ante esta situación, Barcelona Oberta ha exigido ayudas a fondo perdido para recuperar las pérdidas, una mejora en la movilidad, una reducción de impuestos y la reapertura de centros comerciales y comercios no esenciales en fin de semana, así como la intervención de la Generalitat en el conflicto sobre el alquiler de los locales comerciales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.