El centro comercial Glòries abre poco a poco sus tiendas tras más de 70 días cerradas, a excepción de servicios esenciales como supermercados y otras tiendas. Desde el 20 de mayo han abierto una veintena de negocios, mayoritariamente tiendas de ropa. Glòries arranca su actividad con numerosas medidas de seguridad, desinfección e higiene para evitar el contagio del Covid-19.  Una de estas decisiones consiste en desinfectar los ascensores y pasamanos de las escaleras mecánicas cada media hora. 

Los clientes ya pueden entrar en algunos locales de la planta 0, ubicada físicamente en la avenida Diagonal, cosa que permite a estos comercios abrir sus persianas. Los centros comerciales no pueden reabrir hasta la fase 2, un escenario que en principio en Barcelona será una realidad en 15 días, el tiempo que debe durar cada una de las fases, según el Ministerio de Sanidad.

MASCARILLAS OBLIGATORIAS

Glòries desinfectará también ascensores y pasamanos en las horas "de mayor flujo de personas". El centro ha puesto a disposición de los compradores gel hidroalcohólico en todos los accesos y repartidos por los puntos clave del centro.  El uso de mascarillas es obligatorio siempre que no se pueda mantener distancia social, que será estrechamente controlada por los vigilantes de seguridad y que se ha fijado en 2 metros.

El centro comercial, propiedad del grupo  Unibail-Rocdamco-Westfleld, ha establecido puertas específicas para entrar y otras para salir. El suelo está marcado con vinilos que establecen la distancia mínima de seguridad entre personas. Otra de las medidas es la estimulación del pago electrónico para evitar el contacto de dinero físico. 

SEGURIDAD DE LOS CLIENTES

"Nuestra prioridad es velar por garantizar la seguridad de nuestros visitantes, empleados y comerciantes para seguir brindándoles la mejor experiencia de compra en un entorno 100% seguro", señala la gerente de Glòries, Nina Kavaliova, en una nota difundida por el centro este lunes.

Siguiendo las indicaciones de las autoridades y con el fin de evitar la propagación de contagios, los servicios como la ludoteca o los parques infantiles permanecerán cerrados. Se han habilitado las salas de lactancia solamente para una familia y se desinfectarán por cada uso. El uso de los ascensores se verá limitado a personas con movilidad reducida y a un máximo de entre una y dos personas por ascensor.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.