La pandemia del coronavirus ha cambiado los hábitos de los consumidores. Desde comprar una vez al mes a adquirir productos a través del online, pasando por los comercios kilómetro 0, los mercados convencionales y los supermercados en grandes almacenes. El e-commerce es una tendencia al alza y las grandes cadenas están apostando por ello.

A nivel internacional, el distribuidor estadounidense Walmart es el mayor exponente de este formato. Y aquí, DIA es la firma con más tiendas ciegas. De hecho, ha sido el covid-19 lo que ha llevado a la empresa a explotar este modelo de negocio.

¿QUÉ SON LAS ‘DARK STORES’?

Una dark store (tienda oscura) es un punto de venta que se dedica a comercializar productos de forma virtual. Es decir, no cuenta con un establecimiento abierto al público, sino sólo con un espacio utilizado para las operación de logística y administración del negocio. En este sentido, los clientes no tienen acceso directo a los productos, sino que realizan sus compras a través de internet y reciben sus pedidos en sus domicilios.

TIENDAS 'OSCURAS' EN BARCELONA

Cada vez son más las grandes superficies que están apostando por este modelo de negocio, ya que se ahorra en costes y facilita al cliente la entrega de su pedido. Uno de los ejemplos es el de los supermercados DIA. Desde hace varios años, incluso antes de la pandemia, esta compañía ya ha arriesgado con las dark stores en el país.

Con más de una docena de tiendas oscuras repartidas por toda España, la distribuidora madrileña subió la persiana de su primer negocio con estas características en L’Hospitalet de Llobregat. Apostando por la venta online y la distribución de producto fresco en poco tiempo, los supermercados DIA han llegado a un acuerdo con Glovo y Amazon​ para que los consumidores reciban sus pedidos en poco tiempo en sus hogares.

Según informan fuentes de la empresa a Metrópoli Abierta, la pandemia triplicó la demanda de compra online en DIA y, para responder a las necesidades de los clientes, la cadena transformó algunos supermercados convencionales en dark stores. En esta línea, durante el confinamiento la venta digital de producto fresco incrementó un 50% y alcanzaron el millón de pedidos a través del e-business. Actualmente la firma suma 14 tiendas oscuras repartidas por toda España y aseguran que están situadas en puntos “clave” del país.

Interior de una 'dark store' de la empresa DIA / CEDIDA
Interior de una 'dark store' de la empresa DIA / CEDIDA

UN NEGOCIO EN AUGE

Mercadona también ha hecho un all in en el comercio online. La cadena de Juan Roig cuenta con tres colmenas repartidas por España: una en Getafe, otra en Barcelona y una tercera en Valencia. Durante el confinamiento, las ventas digitales de la compañía se duplicaron y la firma española decidió apostar por el e-commerce. A diferencia de DIA, Mercadona no ha cerrado establecimientos para reconvertirlos en supermercados fantasma, sino que ha subido la persiana de colmenas o minibloques logísticos para ser más eficientes y sostenibles.

Fuentes de la empresa aseguran a este medio que el concepto dark store no existe en Mercadona. Ellos han apostado por el modelo híbrido: mantener abiertos los centenares de negocios que tienen repartidos por el país y abrir los centros para proporcionar los productos lo más rápido y práctico posible. 

Otra de las sociedades que se han sumado a la ola de los supermercado fantasma ha sido El Corte Inglés. El grupo de distribución cuenta con un centenar de centros desde los que sirven a domicilio en un plazo de 24 horas.

Local de Kraving Kitchens, una 'dark kitchen' en Barcelona / KRAVING KITCHENS
Local de Kraving Kitchens, una 'dark kitchen' en Barcelona / KRAVING KITCHENS

'DARK KITCHEN'

El precedente de las dark store son las dark kitchen, también conocidas como cocinas fantasma. Son un modelo de negocio que se basa en la elaboración de alimentos exclusivamente para la venta a domicilio. De esta forma, el restaurante se dedica a preparar y enviar sus pedidos, prescindiendo de todos aquellos recursos que utilizan los negocios convencionales como mesas, sillas y camareros.

Este sistema de e-commerce se da a través de la alianza entre una marca de comida y una empresa de dark kitchen. Las cocinas o restaurantes fantasmas pueden estar gestionadas por compañías de delivery, empresas especializadas o de forma independiente por restaurantes.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.