El año 2020 no ha sido provechoso para la empresa Fashion Box, de Barcelona, gestora de los tres comercios textiles abiertos en España por Replay, de origen italiano.

El cierre forzoso y la desaparición de los turistas se tradujeron en un desplome de la facturación, que pasó de 15,5 a 9,9 millones, es decir, un 36% menos.

PÉRDIDAS

Fashion Box trató de neutralizar el problema mediante la puesta en marcha de expedientes de regulación para la plantilla, integrada por 50 personas. Además, pidió un crédito afianzado por el ICO de 643.000 euros.

Pese a tales iniciativas, el resultado de explotación cambió de signo y los beneficios, de 303.000 euros en 2019, se trocaron en un quebranto de 197.000 un año después. El resultado neto experimenta asimismo un viraje en redondo, de 237.000 euros positivos a 232.000 negativos.

ALQUILERES

Fashion Box explota tres locales Replay, sitos en el paseo de Gràcia, cerca de la calle Aragó; otro en Ibiza y el tercero en el complejo de La Roca Village.

El contrato de alquiler de su tienda del paseo de Gràcia vencía el pasado diciembre. Se ha renovado hasta finales de 2035 a cambio de una renta mensual de 183.000 euros, más el IPC anual. El de Ibiza tiene vigencia hasta 2025 y abona 4.780 euros. El de La Roca Village se extendió en 2019 durante dos más por 17.700 al mes.

AYUDAS FINANCIERAS

La situación actual de Fashion Box es apurada. Su matriz italiana le inyectó el año pasado 635.000 euros para taponar las vías de agua ocasionadas por el coronavirus.

Pero en el momento presente, sus cuentas en números rojos se añaden a una escasa dotación de los fondos propios, cifrados en 421.000 euros.

UN AÑO MÁS DE RESPALDO

Por ello, la cabecera transalpina ha manifestado a su filial española que le prestará todo el apoyo financiero necesario “al menos durante los doce próximos meses”, con el propósito de que pueda hacer frente a sus compromisos financieros.

Dicho apoyo se materializó en ejercicios pasados en forma de aportaciones dinerarias para restaurar el equilibrio patrimonial.

DE SANTA EULALIA A REPLAY

Los orígenes de la firma se remontan a 1997, cuando el grupo internacional se afincó en Barcelona para explotar la fórmula comercial consistente en reunir en una sola instalación un café-restaurante y una tienda de moda.

Los gestores de Fashion Box dieron con el local ideal, un señorial inmueble del paseo de Gràcia conocido como casa Olano. Entre 1939 y 1995 el recinto había albergado la prestigiosa firma de alta costura Santa Eulalia, de la familia Sans, que es la propietaria del edificio.

REPLAY Y FASHION CAFÉ

Replay Café alquiló el sótano y las plantas baja y principal, con un total de 3.200 metros. En la primavera de 1997, se celebró una pomposa inauguración, a la que asistió un tropel de famosos habituales de las revistas del corazón, incluida la princesa Estefanía de Mónaco, que era accionista de un negocio similar en su Principado.

El establecimiento Replay de paseo de Gràcia era vecino del restaurante temático Fashion Café, fundado por las modelos Naomi Campbell, Elle Macpherson, Claudia Schiffer y Christy Turlington.

El Fashion Café se mantuvo abierto a trancas y barrancas hasta 1998, cuando se vio forzado a bajar la persiana tras acumular unas pérdidas de 4 millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.