La cadena británica de cafeterías Costa Coffee ha frenado su plan de expansión en España en pleno aislamiento y ha iniciado una “retirada ordenada” del mercado español. La empresa, que a principios del año pasado fue comprada por Coca-Cola, cuenta con una decena de locales en Barcelona y 27 en España.

La salida de la cadena del país se da tras la pandemia del coronavirus y la fuerte caída de ingresos de las compañías de restauración, según avanza EjePrime. Además, este sector será de los últimos en abrir sus puertas y, por lo tanto, desde pequeños comercios hasta grandes firmas están tomando medidas drásticas para paliar las pérdidas.

SITUADO EN LOS PUNTOS MÁS TURÍSTICOS

La ciudad donde la multinacional tiene más presencia de España es Barcelona y está presente en seis de los puntos más turísticos de la metrópoli –Sagrada Familia, el Palau de Mar, Paseo de Gracia, Plaza Cataluña–, en el centro comercial Splau y en Aeropuerto Josep Tarradellas.

La empresa británica llegó a España en 2013 cuando abrió su primer establecimiento en la T1 del Aeropuerto de El Prat. La compañía lucha por ser el principal competidor de Starbucks, el gigante de cafeterías​ a nivel mundial y a escala global la firma ya suma 3.800 locales en 32 países de todo el mundo.

ÚLTIMA APERTURA EN BARCELONA

El último establecimiento que abrió la cadena de origen británico fue en la zona de Glòries. La cafetería cuenta con 60 metros cuadrados de superficie y está situada en la entrada principal, junto al supermercado Carrefour.

Se trata de un local que tiene una gran terraza y es el primero de Barcelona en incorporar menu boards digitales, que muestran toda la oferta de la carta, así como las nuevas bebidas de cada temporada.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.