El Corte Inglés prosigue con su idea de vender una parte de sus activos inmobiliarios que ya inició a principios de este año. El último en sumarse a la larga lista es la sede central que el grupo tiene en Barcelona desde la década de los 90 y que está ubicada en la calle Bolivia, en el distrito tecnológico del 22@.

Según ha informado este jueves el Diari Ara, el edificio de oficinas contaba con unos 500 trabajadores en septiembre: unos 220 que dependen directamente del Corte Inglés y 250 que trabajan para Viajes El Corte Inglés, su filial.

LOS TRABAJADORES, REPARTIDOS EN VARIAS SEDES

En los últimos dos meses, la compañía ha trasladado a otros centros de su propiedad a unos aproximadamente cien empleados que trabajaban en la sede del Poblenou, entre los cuales hay los trabajadores de posventa y montaje de muebles, que han sido reubicados en el centro logístico de Montornès del Vallès. Cabe recordar también que hace unos meses el grupo también puso en venta parte de su histórica sede de Madrid.

Una buena parte de la plantilla que depende directamente del grupo El Corte Inglés y que todavía espera ser reubicado es el departamento de asesoría jurídica y el de recursos humanos. Una opción que baraja la firma es trasladarlos al local que tiene en Gran Via con paseo de Gràcia, pero que actualmente está ocupado por el Centro de Estudios Universitarios Ramón Areces (CEURA). Pero deben esperar a que acabe el curso para poder hacer el traslado. También se está buscando ubicación para la plantilla de la agencia de viajes, que ocupa toda una planta del edificio.

LA EMPRESA LO NIEGA

Portavoces de la compañía confirman que están vaciando el edificio, pero lo atribuyen a razones organizativas y explican que están buscando un nuevo emplazamiento para el personal de la agencia de viajes. Aunque estas mismas personas, según asegura el medio catalán, niegan rotundamente que el edificio esté en venta.

Esta no es la única venta que ha llevado a cabo el grupo en la ciudad de Barcelona. En julio la compañía anunció la venta del centro comercial del edificio de Francesc Macià por 151 millones de euros a AM Gestión, el family office del empresario Pedro Alonso.

SEGUIRÁN DE ALQUILER UN AÑO MÁS

La compañía seguirá en el edificio, en régimen de alquiler, hasta diciembre del 2020, cuando el centro comercial cerrará las puertas oficialmente, según explicaron hace unos meses portavoces del grupo. Las casi 400 personas que trabajan allí serán reubicadas en diferentes establecimientos.

Tras el cierre, este conocido grupo de distribución español mantendrá en Barcelona los centros de plaza Cataluña, la avenida Diagonal, el Portal del Àngel y Can Dragó, además del Hipercor de la Meridiana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.