El Corte Inglés aplicará Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) a parte de los trabajadores de sus tiendas en Cataluña, Asturias y Castilla y León, comunidades donde las medidas de restricción a la movilidad implican en buena parte el cierre de sus establecimientos.

Esos expedientes de regulación temporal de empleo serán por fuerza mayor y en principio durarán 14 días, a la espera de saberse si las citadas restricciones se prolongan, en cuyo caso, se haría lo propio con los expedientes.

SERVICIOS ESENCIALES

Por el momento se desconoce el número exacto de trabajadores a los que afectará la medida. Desde la compañía todavía no han dado una cifra exacta pero será elevada teniendo en cuenta que se cerrarán todas las plantas que no sean esenciales.

Quedarán exentos de cierre los sectores de alimentación, parafarmacia, electrodomésticos, electrónica e informática, además de los departamentos de servicios.

5.000 AFECTADOS EN CATALUÑA

Comisiones Obreras calcula que por el momento se verán afectadas cerca de 9.000 personas (5.000 en Cataluña, 2.000 en Asturias y otras 2.000 en Castilla y León).

Aunque durante el confinamiento de la primera ola El Corte Inglés completó hasta el 100% del salario a los 25.900 empleados a los que se les aplicó un ERTE, en esta ocasión no hará lo mismo, argumentando que ahora no puede asumir tal compromiso en vista de la volatilidad y el deterioro de la situación.

REDUCE UN 30% LAS VENTAS

Entre junio y agosto, el segundo trimestre del ejercicio fiscal, la compañía redujo sus ventas un 30% pero volvió a registrar un resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo, tras entrar en pérdidas en el primer trimestre.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.