El coronavirus hunde la contratación de coworking tanto en Barcelona como en Madrid. En 2020 se han contratado 9.120 metros cuadrados en Barcelona y 2.427 metros cuadrados en Madrid de espacios flex, lo que supone un descenso interanual del 87% y el 96%, respectivamente.

TELETRABAJO

Este desplome se debe a “un pronunciado descenso de la actividad económica y un marcado aumento del teletrabajo” según un estudio realizado por Cushman&Wakefield junto a la asociación de de espacios de trabajo flexible Prowork Spaces.

Está previsto que los despachos privados cobren más protagonismo, hasta llegar a representar un 75% de la superficie total contratada en los coworking. El estudio también estima que las salas de eventos virtuales empiecen a ser más relevantes. 

OFERTA DE OFICINAS 'FLEX'

En cuanto a los precios, un 56% de los profesionales encuestados para el estudio asegura que se mantendrán estables. Por otro lado, un 45% de los referentes estima que la ocupación se mantendrá a corto plazo.

Se prevé que la oferta se reactive, pero se encuentre más deslocalizada y aumente la demanda fuera del centro de la ciudad. Según la consultora inmobiliaria, “el lugar de trabajo ya no será concebido como una única ubicación, sino un ecosistema de diferentes escenarios que fomenten la convivencia, la productividad y el bienestar de los empleados”.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.