La compañía constructora Luis Parés no sufrió el pasado ejercicio problemas excesivos por el coronavirus, más allá de las prevenciones laborales que hubo de instaurar para la protección de sus empleados.

Durante la fase más dura del confinamiento, la empresa se vio forzada a paralizar cuatro obras que tenía en marcha y los trabajadores adscritos a ellas entraron en expedientes de regulación temporal. El impacto de semejante episodio en las cuentas de la compañía fue poco significativo.

BALANCE SÓLIDO

En todo caso, el covid cogió a Luis Parés con los deberes hechos.

Una de las características más relevantes de esta constructora centenaria reside en que financia las obras con recursos propios o de los promotores, sin recurrir a préstamos bancarios.

Ello explica que en el balance de la compañía no figure un céntimo en concepto de pasivos con entidades financieras.

Sede central de Luis Parés en Gran Via de Carles III de Barcelona / MA
Sede central de Luis Parés en Gran Via de Carles III de Barcelona / MA

CAPITAL FAMILIAR

El grupo está controlado por la familia Parés. Luis Parés Mestres posee el 53% del capital; su hijo Aleix Lluís Parés González, el 32%; y su esposa María Elena González Piarnau, el 15% restante.

En los dos últimos ejercicios la compañía ha trabajado en una serie de proyectos relevantes en la provincia de Barcelona. Son de citar la construcción de una torre de 17 plantas en la plaza Europa, de l'Hospitalet de Llobregat, que alojará un total de 77 viviendas.

SANT CUGAT Y BARCELONA

También figuran el conjunto residencial Can Mates, en Sant Cugat del Vallès, con 50 casas. La promoción en Sant Just Desvern denominada Sant Just Homes, consistente en 49 pisos repartidos en dos bloques. Y 45 viviendas en la calle Pamplona de Barcelona.

Por último, Luis Parés tiene entre manos una actuación en la calle Villà de Sant Cugat, donde levanta dos edificios con 15 pisos.

PATRIMONIO Y DIVIDENDO

La estructura societaria de Luis Parés alberga en su cima la matriz Parés González SL. Sus magnitudes económicas son las siguientes, con arreglo al balance consolidado de 2019, el primero que confecciona.

Los activos se cifran en 27 millones y los fondos propios, en 13,8 millones. La tesorería suma 8 millones.

La cifra de negocio alcanza los 36 millones y el beneficio neto, 112.000 euros. Parés González SL repartió a sus socios un dividendo de 650.000 euros con cargo a las reservas.

OBRAS MODERNISTAS

El cuartel general de la holding y su filial Luis Parés se encuentra en la barcelonesa Gran Via de Carles III, junto a la Diagonal.

Los orígenes de Luis Parés son muy antiguos.

Se remontan a finales del siglo XIX cuando el iniciador de la saga trabajaba como maestro de obras en Sant Boi de Llobregat.

En aquella época estaban de moda las construcciones modernistas. La empresa trabajó para Antoni Gaudí y tuvo a su cargo la obra de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.