ARCHIVADO EN:

El interés para comprar hoteles y locales comerciales en zonas principales de Barcelona está creciendo pese al estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus, según ha explicado la inmobiliaria Laborde Marcet mediante sus socios fundadores, Gerard Marcet y Miquel Laborde.

La consultora ha afirmado que los inversores están buscando oportunidades en distritos como el Eixample y Ciutat Vella, contando con presupuestos a partir de un millón de euros para establecimientos minoristas y de más de 20 millones de euros para edificios en zonas principales de la ciudad.

REDUCCIÓN DE PRECIOS

La inmobiliaria ha señalado que se prevé una disminución de los precios en el sector, hacia su normalización, pero que ha pasado poco tiempo para que ésta se empiece a notar.

Sobre la situación de la economía ante la crisis del coronavirus, se ha destacado que se trata de una provocada por un factor externo y se espera que sea temporal, por lo que Marcet ha apuntado a que a corto y medio plazo todo vuelva a mantenerse como antes.

PROPIETARIOS E INQUILINOS

Laborde ha explicado que ya hay inquilinos de locales comerciales que no están pudiendo pagar las rentas y que algunos propietarios no les cobran la mensualidad o se la reducen a la mitad.

Por su parte, Marcet ha asegurado que los propietarios están siendo más flexibles con los inquilinos parcialmente por interés propio, ayudándoles durante un tiempo en una situación de parón.

Ambos socios fundadores han remarcado que se está dando un entendimiento mutuo entre inquilinos y propietarios y se están adaptando los casos a cada situación.