El decreto de alcaldía sobre la ampliación de terrazas durante la fase de desescalada se hará en las calzadas aunque el gobierno municipal no descarta que se pueda hacer también en las aceras. Así lo han asegurado el primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni y la segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz, en una rueda prensa telemática este miércoles.

Esta decisión es una respuesta a las críticas que han realizado este miércoles por la mañana sobre esta cuestión en un comunicado conjunto del Gremi de Restauració, Fundació Barcelona Comerç y Barcelona Oberta. El texto había tildado dicho decreto de "poco realista".

CLÁUSULA DE FLEXIBILIDAD 

El dirigente socialista lo ha justificado basándose en el artículo 3.4, que hace referencia a una cláusula de flexibilidad que indica dónde se podrán añadir estos espacios a partir de las próximas semanas. Según el líder del PSC en Barcelona, para saber si un bar o restaurante podrá llevar a cabo esta idea, la Administración local lo deberá evaluar “caso a caso”.

Eso sí, Sanz ha dejado claro que, mayoritariamente, “la ampliación se hará por ahí donde ahora hay vehículos, en la calzada o en los aparcamientos”. Aunque cualquier acción, ha puntualizado, “no deberá modificar el espacio público de forma estructural".

"Estamos en un contexto de crisis sanitaria y el espacio público es de todos, no lo debemos olvidar", ha agregado la concejal de BComú. Además, la segunda teniente de alcaldía ha vuelto a recordar que esta medida compensatoria es una cuestión "urgente y extraordinaria".

QUIEREN PASAR A LA FASE 1

El Ayuntamiento ha solicitado al Ministerio de Sanidad que Barcelona pase a la fase 1 de la desescalada a partir del lunes 25. Si se aprueba esta propuesta, unas 5.600 terrazas con licencia podrán funcionar al 50% de su actividad habitual antes de la pandemia. El 93% de estos espacios podrán reabrir a partir de la semana que viene, siempre que el Gobierno de España dé su visto bueno.

Además, unos 3.500 nuevos bares y restaurantes de la ciudad también podrán abrir de forma extraordinaria. Además, lo harán también los establecimientos asimilados, es decir, las bodegas o los hoteles.

15 DÍAS, LA RESPUESTA MUNICIPAL A LAS SOLICITUDES

Collboni ha explicado que los bares y restaurantes que ahora no tienen terraza podrán pedir una a través de "un procedimiento abreviado" para reducir las tramitaciones administrativas. 

Según Sanz, las solicitudes para tener o ampliar las terrazas se podrán empezar a solicitar a partir del próximo lunesLa intención del Ayuntamiento es que se pueda responder a las demandas de los restauradores en un máximo de 15 días. Para ello, el consistorio habilitará una oficina municipal, con nueve personas, que se dedicará exclusivamente a estos trámites.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.