Huelga indefinida. Los trabajadores encargados de los servicios de seguridad y vigilancia en el Aeropuerto de Barcelona llevan una semana amenazando a la compañía Trablisa, adjudicataria del servicio desde junio de 2018, con hacer paros siempre que no se llegue a un acuerdo de mediación con la empresa.

Este miércoles está previsto que ambas partes vuelvan a encontrarse, a dos días de la convocatoria de huelga indefinida. El asesor del comité de huelga de Trablisa, Juan Carlos Giménez, ya ha explicado que la dirección de la compañía les ha dicho que en la conciliación les presentarán una propuesta.

ACUERDOS SIN CUMPLIR

Los trabajadores de la empresa adjudicataria del servicio, por su parte, asistirán a la mediación de este miércoles en la Conselleria de Trabajo con "pocas esperanzas" de alcanzar un acuerdo con la dirección que permita desconvocar la huelga.

Giménez, en declaraciones a Europa Press, criticó que Trablisa, encargada del servicio de seguridad de los filtros de El Prat, es una empresa que "miente" y que llega a acuerdos y, luego, no los cumple.

90% DE SERVICIOS MÍNIMOS

El gobierno, por su parte, decretó el martes pasado un 90% de servicios mínimos para la huelga indefinida de los trabajadores. De esta manera, los 500 empleados llamados a la protesta quieren denunciar sus condiciones de trabajo, que no se respeta la paridad entre los empleados ni tampoco las rotaciones de plantilla para alternar los trabajos más duros.

La empresa adjudicataria del servicio pidió la semana pasada que se declare “ilegal y abusiva” la convocatoria de huelga al entender que no hay “motivos” que la justifiquen, tal y como desveló en un comunicado en el que señalaba el paro “desproporcionado e inaceptable”.

Los trabajadores, por su parte, se mostraron firmes pese a la demanda y aseguraron que mantenían la convocatoria. El comité acusa de incumplimiento de convenio colectivo a la compañía, además de no cumplir con los acuerdos alcanzados cuando se desconvocó la huelga hace unos meses.

AMENAZAS EN AGOSTO

Otra gran lacra para el Aeropuerto del Prat es el personal de tierra de Iberia. Los empleados de la aerolínea han amenazado otra vez con más huelgas este verano. “La falta de propuestas de la dirección de Iberia Barcelona puede abocar a nuevas movilizaciones en el aeropuerto”, aseguró el martes UGT.

La plantilla de la compañía ya paró el pasado 27 y 28 de julio, obligando a cancelar más de 100 vuelos. En este sentido, desde el gremio afirman que "la posición de Iberia de continuar organizando unos turnos de trabajo que no permitan la conciliación entre la vida laboral y la familiar, además del abuso del incremento de horas de la jornada laboral, dan la razón a los empleados de la compañía en la necesidad de buscar soluciones inmediatas.