El sindicato UGT ha advertido este domingo de que la suspensión del Mobile World Congress (MWC), por el brote mundial de coronavirus y la anulación de muchas empresas participantes, puede ser utilizada "como excusa" por las compañías afectadas para despedir a trabajadores.

La secretaria de Política Sindical de UGT de Catalunya, Núria Gilgado, ha señalado que los montadores son los que se pueden ver más afectados, una vez que ya habían hecho su trabajo y ahora lo tienen que deshacer.

TEMEN "UN ALUD DE DESPIDOS"

Gilgado teme que "las noticias tan tremendistas" que se dan sobre el impacto económico de que no se celebre el Mobile sirvan para ir preparando el terreno y, luego, justificar despidos de aquellas empresas que ahora facturarán menos o no serán contratadas durante el salón.

Pide no desencadenar "un alud de despidos", como expuso en la reunión del viernes en el Ayuntamiento de Barcelona, en que participaron agentes sociales y económicos de la ciudad, como el Gremi d'Hotels, el Gremi de Restauració y la Asociación de Apartamentos Turísticos (Apartur).

Gilgado ha señalado que "no es real" la cifra que daba la GSMA, organizadora del MWC, sobre la creación de más de 14.000 empleos temporales con el salón de este año, y ha alertado de condiciones precarias de estos puestos, con contratos para solo cuatro días, jornadas muy largas y sueldos bajos.

LOS TRABAJADORES, LOS MENOS BENEFICIADOS POR EL MOBILE

"Los que menos beneficios se llevan con el Mobile son los trabajadores", y ha apuntado a que negocios como los hoteles y los restaurantes son los que se iban a llevar la gran mayoría de las ganancias.

La representante de UGT también ha defendido que las contrataciones temporales durante el salón "no tiene una repercusión real" sobre los parados y la creación de empleo, sino que colectivos como las camareras de hotel, el personal de restauración y limpieza y los dependientes en tiendas alargan su jornada.

En ese sentido, Gilgado ha expuesto que en las cifras del paro de febrero de 2019, cuando tuvo lugar la última edición del MWC, se ve que el número de desempleados bajó en más de 1.700 personas en Cataluña y en unas 1.000 en Barcelona, y los afiliados a la Seguridad Social crecieron, aunque levemente.

CONTRATOS PRECARIOS

No obstante, también ha dicho que la contratación disminuyó en febrero respecto a enero, con unos 24.600 contratos menos en Barcelona para el sector servicios, según el informe Visibilicemos la precariedad del Mobile World Congress.

"Esto pasa porque no son tantas contrataciones como se dice", ha concluido Gilgado. Finalmente, también ha reiterado que son trabajos para unos pocos días y con malas condiciones laborales.