La Cambra de Comercio de Barcelona ha anunciado que se opondrá a la fusión de CaixaBank y Bankia y que pedirá "formalmente que no se lleve a cabo". Eso sí, en un comunicado, su presidente, Joan Canadell, ha planteado que, si CaixaBank y Bankia acaban fusionándose, la sede del nuevo banco fusionado "vuelva a Barcelona, de donde nunca tenía que haberse marchado", una demanda que ayer también hizo la Generalitat.

Cabe recordar que la entidad tiene presencia en el patronato de la Fundación Bancaria La Caixa como fundadora de la histórica Caixa d'Estalvis i Pensions de Barcelona.

REFORZAR EL ARRAIGO

Además, Canadell ha indicado que si el domicilio social de la nueva entidad financiera se mantiene en Valencia, como ya han apuntado varios medios de comunicación, "a nosotros, como entidad fundadora, nos preocupa este alejamiento", ha señalado.

Desde su punto de vista, los órganos de decisión "se deberían mantener lo más cerca del origen de la entidad y la fusión debería servir para reforzar el arraigo de CaixaBank en Cataluña. También, según él, serviría "para acercarse más a la sociedad catalana, sobre todo a la pequeña y mediana empresa".

La Cambra también ha alertado de las "consecuencias" de la fusión entre estas dos entidades, que daría lugar al "primer grupo bancario español". En este sentido, Canadell ha lamentado que la fusión "pone de relieve cuál será la participación del Estado en el nuevo grupo", en alusión a su rol de segundo accionista. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.