La facturación del principal holding de empresas del Ayuntamiento, Barcelona Serveis Municipals, ha registrado una facturación significativamente inferior a años anteriores, concretamente de 8,73 millones de euros en 2018, según ha informado Crónica Global.

Este resultado supone un 30% menos de facturación que en 2017, y hasta un 50% menos que en 2015, año en el que Colau tomó posesión como alcaldesa de la capital catalana. De la misma manera, los ingresos totales también sufrieron un descenso que estableció la cifra en 129,5 millones de euros.

EL ZOO, MAYOR AFECTADO

El Zoo de Barcelona ha sido la instalación que ha sufrido más pérdidas, concretamente más de siete millones de euros. La grúa municipal también sale malparada del último ejercicio económico, con un balance negativo cercano al millón de euros.

El Bicing también presenta un margen negativo en términos económicos. Mientras que el gasto por la gestión de Clear Channel es de 15,83 millones, los ingresos de los usuarios alcanzaron los 4,5 millones de euros, un 4,8% menos que el pasado ejercicio.