Blue Banana pisa el acelerador. La firma de moda creada en 2016 estudia abrir un punto físico en Barcelona tras desembarcar hace poco más de un mes en Madrid.

La compañía, que hasta el año pasado centraba el total de sus ventas en el canal online, apuesta por el retail y entre sus objetivos está la apertura de tiendas físicas en la ciudad condal y en Sevilla, así como la presencia en espacios físicos de El Corte Inglés.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Además, este 2021 la marca pretende reforzar su estrategia digital con la expansión internacional de su e-commerce, llegando a países de Europa como Francia, Italia, Alemania y Holanda. Blue Banana está especializada en la comercialización de sudaderas y camisetas, pero también cuenta con una línea de ropa técnica de ski y producción kids. A lo largo de este año también tiene previsto continuar con la diversificación en nuevos productos.  

CUATRO MILLONES DE FACTURACIÓN

Blue Banana, fundada hace cuatro años por Nacho Rivera y Juan Fernández Estrada en Madrid, ha cerrado este 2020 con una facturación de más de cuatro millones de euros. La firma supera, de esta manera, en más de un 170% la facturación de 2019. La startup, que se creó enfocada al canal online, ha superado las 90.000 prendas vendidas y ha registrado más de 70.000 envíos.

Los best sellers de la marca son las camisetas, sudaderas y las chaquetas con capucha. La firma apuesta por la sostenbilidad y todos sus productos son de algodón orgánico –su cultivo ayuda a la biodiversidad y a mantener los ecosistemas saludables– y de poliéster reciclado, que consiste en transformar desechos, como botellas de plástico, y transformarlas en fibra de poliéster.

Interior de la tienda de Blue Banana en Madrid / CEDIDA
Interior de la tienda de Blue Banana en Madrid / CEDIDA

BLUE BANANA

Detrás de Blue Banana​ están Nacho Rivera y Juan Fernández Estrada, dos emprendedores que son el pilar de un equipo de 20 personas. “Blue Banana nació con el objetivo de hacer ruido y en esas estamos. Confiamos en nuestro trabajo y nos sentimos en la obligación de no defraudar a nuestra comunidad que comenzamos a crear hace cuatro años y que crece cada día”, comenta Nacho Rivera.

La compañía nació en 2016 en las redes sociales bajo el lema “We make noise, not clothes”, desmarcándose de la moda convencional urbana y con la intención de inspirar a las nuevas generaciones. El proyecto se financió desde el principio con fondos propios y desde entonces ha ido creciendo año tras año en facturación y equipo.

“El secreto está en la creación de la marca, en optimizar cada recurso y dar coherencia a nuestro propósito, que no es otro que ofrecer productos que estén orientados a la aventura, sin perder el foco en nuestro producto principal, que son las sudaderas”, concluye Juan Fernández Estrada.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.