Barcelona afronta un verano "difícil" aferrada principalmente al turismo nacional, y prevé poner en marcha campañas turísticas internacionales a partir de octubre. La directora de Turisme, Marian Muro, y su homólogo de Madrid, Miguel Sanz, han reflexionado sobre las perspectivas del sector turístico para los próximos meses durante una mesa redonda celebrada en el marco del primer Summit Virtual Barcelona 2020 Tourism & Economy.

Muro ha explicado que Turisme de Barcelona prepara un acción de promoción "fuerte" en octubre, centrada en el sudeste asiático y en particular en China, pensando en captar visitantes asiáticos aprovechando la celebración de su Año Nuevo. Asimismo, el consorcio apuesta también por volver a captar turistas procedentes de EEUU.

SE ESPERA UN VERANO “COMPLICADO”

Respecto a este verano, los entes de promoción turística afrontan esta campaña estival con la sensación de que será complicada, y se proponen salvar el máximo número de empresas turísticas.

Madrid espera retener a sus visitantes nacionales en este año "tan difícil" y a captar también a visitantes foráneos, ha dicho Sanz, que ha admitido que la campaña estival no es el punto fuerte de Madrid, al no poder competir con el sol y la playa de otros destinos.

“FUERTE DEPENDENCIA DEL TURISTA INTERNACIONAL”

Por su parte, Muro ha recordado la fuerte dependencia del mercado internacional de Barcelona, y ha abogado por la cooperación con otras ciudades como Madrid, porque son destinos “complementarios”.

Asimismo, Turisme de Barcelona ha dicho que lanzará una plataforma para que los visitantes sepan qué oferta de la ciudad sigue activa pese a la pandemia, para que conozcan al detalle qué alojamientos están abiertos​ o a qué nivel funcionan los medios de transporte, entre otras cuestiones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.