ARCHIVADO EN:

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes un nuevo pliego de condiciones para la selección de un socio privado para la sociedad mercantil Habitatge Metròpolis Barcelona SA (HMB).

La nueva propuesta de estructura público-privada ha contado con los votos favorables de Bcomú, PSC, JxCat, Cs y las abstenciones de ERC, PP y BCN Canvi.

SOLARES CEDIDOS

El Gobierno municipal tiene como objetivo desencallar el operador mixto de vivienda metropolitana, después que en septiembre de 2019 el concurso para encontrar un inversor privado quedara desierto.

Este instrumento prevé construir 4.500 viviendas de alquiler protegido en 10 años en solares cedidos por el consistorio y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

INVERSIÓN DE 24 MILLONES

Con tal de tirar adelante el operador de vivienda, el Ayuntamiento está dispuesto a realizar un importante desembolso. En una primera fase el proyecto prevé una inversión de 24 millones que aportarán a partes iguales las administraciones públicas y el socio privado.

La concejal de Vivienda, Lucía Martín, ha asegurado que el proyecto aumentará el parque de vivienda pública en la ciudad y en la metrópolis y se fija en experiencias que han funcionado en otros países europeos y es "inédito" en Cataluña y el resto de España.

El siguiente trámite para poder publicar el pliego de la nueva convocatoria será la aprobación de estos mismos en el Consell Metropolità del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) el próximo 30 de junio.

LISTO PARA 2021

El objetivo del Ayuntamiento y del AMB es que los trámites que quedan para poner en marcha la sociedad se puedan resolver a principios de 2021.

El proyecto prevé un primer paquete de 640 viviendas para unas 1.600 personas en los barrios de Marina del Prat Vermell, la Sagrera, Sant Andreu y en los municipios de Sant Boi de Llobregat, Montgat y Sant Adrià de Besòs.

Una característica de este proyecto es que el suelo que aporta el Ayuntamiento en cesión de uso continuará siendo de propiedad pública y no se venderá.

POCA CONFIANZA DEL SECTOR

Jordi Coronas (ERC) ha subrayado el "fracaso" del primer pliego y ha dicho que no es un buen instrumento para Barcelona porque prioriza la cantidad y no la calidad de las viviendas.

La concejal de JxCat Neus Munté ha dicho que les preocupa la mala percepción que tiene el sector privado del actual Gobierno municipal y Celestino Corbacho (Cs) ha dicho estar de acuerdo con el objetivo del proyecto.

Óscar Ramírez (PP) ha admitido que les preocupa que el concurso vuelva a quedar desierto y la concejal de BCN Canvi Eva Parera ha insistido en que el sector privado no confía en el Ayuntamiento y en el Gobierno municipal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.