El mundo se mueve de una manera tan vertiginosa, tecnológicamente hablando, que quien no se suba al tren se quedará tirado en la estación de cercanías.

Una de las locomotoras que tiran de la Barcelona del futuro es su Zona Franca, donde hay mucho espacio para construir y donde se concentra buena parte del dinamismo comercial de la ciudad. Es por eso que se ha ganado la posibilidad de convertirse en 'tractora' de las nuevas tecnologías relacionadas con la impresión 3D , una de las grandes revoluciones que trae consigo la denominada Industria 4.0, considerada la cuarta revolución tecnológica de la historia.

Este viernes, 20 de abril, pasará a los anales porque el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), el instituto tecnológico Leitat y la Fundación Incyde han lanzado el proyecto de creación de la primera incubadora tecnológica catalana dedicada a la impresión 3D, que contará con una inversión inicial de 2,9 millones de euros. La puesta en marcha de la incubadora implicará invertir inicialmente 2 millones de euros en equipamiento tecnológico y la adaptación de las instalaciones, que se ubicarán en el propio edificio del Consorci.

La aceleradora permitirá al colectivo científico, así como a empresas y proyectos emergentes, conocer la tecnología 3D e incorporarla a sus procesos de producción industrial. Sus usos pueden aplicarse a sectores tan diversos como la salud, la biomedicina, la automoción, la industria metalmecánica, la química o la aeroespacial.

El proyecto está financiado principalmente con Fondos Europeos FEDER de la Unión Europea, que el CZFB ha obtenido a través de un concurso convocado por la Fundación Incyde -una entidad de las Cámaras de Comercio españolas dedicada al fomento del espíritu empresarial- y ofrecerá sus servicios a entre 20 y 30 empresas manufactureras, que serán elegidas también por concurso en los próximos meses.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto de transferencia tecnológica que ha aprobado la Comisión Europea a Incyde para Incubadoras de Alta Tecnología en España, por el que se invertirán 32,5 millones de euros de los fondos Feder en los próximos seis años con el fin de facilitar la innovación tecnológica de las pymes.

"Son tan importantes y rápidos los cambios tecnológicos que las empresas no pueden seguirlos por sí solas. Por eso es importante el papel del sector público a fin y efecto de  ayudar a las pymes a que puedan añadirse a esta revolución tecnológica”, ha comentado el delegado del Estado en el CZFB, Jordi Cornet, en rueda de prensa.

Presentación de la primera incubadora de impresión 3D en el Consorci de la Zona Franca / HUGÓ FERNÁNDEZ
Jordi Cornet, interesándose por las piezas en 3D que se fabricarán en la Zona Franca / HUGÓ FERNÁNDEZ

La incubadora permitirá que se puedan hacer piezas en 3D reduciendo costes y polución. Además, se optimizará la gestión y ayudará a las empresas en investigación y análisis. La iniciativa tendrá una primera fase de año y medio de duración, en la que se presentarán un total de cuatro proyectos que pretenden situar a Barcelona, Catalunya y España como referente en la industria 4.0.


POTENCIAR EL I+D+i

Joan Parra, vicepresidente de Leitat, ha puntualizado que, más allá de ayudar a estas empresas a incorporar la tecnología 3D, lo que también se pretende con esta iniciativa es “promover conocimientos en I+D+i y conectarse a la red internacional”.

Está previsto que la infraestructura ocupe un total de 600 metros2 en la sede corporativa del CZFB -adaptados con el equipamiento necesario-, en la que se ubicará una oficina de gestión y recepción de los servicios básicos, una zona de diseño, producción y postprocesado y una zona de trabajo en equipo en espacios flexibles.

El Consorcio de la Zona Franca, titular de la incubadora, será el responsable de poner en marcha la infraestructura, adquirir el equipamiento básico y tecnológico del centro y dar de alta los servicios para su creación y puesta en marcha.

Leitat, por su parte, será el socio tecnológico y aportará su conocimiento del sector, el desarrollo de la estrategia de innovación, el posicionamiento internacional y la captación de proyectos e inversores.

El director general de la Fundación Incyde, Javier Collado, ha subrayado la proyección internacional de la aceleradora y ha asegurado que Bruselas "nos mira con lupa porque, en función del éxito que tenga en España, la replicará en el resto de Europa".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.