Después que la empresa GSMA cancelase el Mobile World Congress (MWC) la semana pasada por el temor al coronavirus y las numerosas deserciones, instituciones y agentes económicos de Barcelona se apresuran a impulsar una agenda alternativa capaz de atraer parte del tejido empresarial y tecnológico que esperaba en el congreso. Con ello se busca una oportunidad para generar networking y facilitar inversiones.

Según informa Crónica Global, Mobile World Capital Barcelona, integrada por GSMA, ha confirmado que a pesar de la cancelación del MWC y del 4YFN, evento paralelo que acoge a start ups del sector tecnológico, mantendrá la actividad prevista fuera de Fira. Los actos que seguirán en pie son la Digital Future Society, la Mobile Week y la Barcelona Digital Talent, que tratarán de abordar los desafíos de la transformación digital en la sociedad y el empleo en el presente y en el futuro.

LA IMPORTANCIA DEL BARCELONA TECH SPIRIT

Otro de los eventos que más interés ha suscitado es la Barcelona Tech Spirit, una alternativa que emana del hub tecnológico Barcelona Tech City en colaboración con el Ayuntamiento y la Generalitat. El evento tendrá lugar entre los días 24 y 26 de febrero con el objetivo de reforzar el networking entre las empresas que esperaban asistir al 4YFN.

La organización no ha desvelado por el momento dónde se celebrará el congreso ni cuántos asistentes esperan, aunque ya ha habilitado una dirección de correo electrónico para canalizar la “multitud de propuestas” tras anunciar su lanzamiento. Su propuesta es generar “encuentros de networking entre los emprendedores de la ciudad y los fondos de inversión internacionales que ya tenían previsto visitar Barcelona”.

LAS EMPRESAS CHINAS, A LA ESPERA

El congreso Woman in Mobile (WiM) también ha confirmado que mantiene su sexta edición que cada año realiza en paralelo al MWC para promover la visibilidad de las mujeres en la industria tecnológica. Será el próximo 25 de febrero cuando se someta a debate el impacto del machine learning y la Inteligencia Artificial en la vida diaria.

También hay que tener en cuenta que algunas empresas todavía estudian qué hacer con sus eventos programados para finales de febrero en la capital catalana. Unas optan por retirarse de la feria y algunas por reorganizar sus agendas.

LOS CASOS DE HUAWEI Y KASPERSKY

Según apuntan fuentes del sector, Huawei, una de las grandes afectadas con la cancelación, estaría evaluando mantener algunos de sus planes, así como ZTE que aprovecharía la inversión realizada y el desplazamiento de parte de su equipo a Barcelona.

La compañía rusa Kaspersky es otra de las que estaría buscando alguna localización para seguir con parte de su programa inicial. Mientras, las dudas sobre si GSMA debería pagar alguna indemnización a estas compañías siguen en el aire.

OFERTAS Y DESCUENTOS

El Mobile iba a tener lugar entre el 24 y el 27 de febrero, cuando se esperaban más de 110.000 asistentes y un impacto económico de 492 millones de euros en Barcelona. La suspensión del evento ha dejado muchas cancelaciones en hoteles, restaurantes y transportes que pueden poner en apuros las cuentas de varias empresas. "Si no es la mejor semana del año, es de las mejores en cuanto al impacto de negocio", admitía el presidente del Gremio de Hoteles, Jordi Mestre, antes de la decisión de la GSMA.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona impulsó el viernes la Barcelona Opportunity Week, una iniciativa destinada a suplir el agujero provocado por las cancelaciones y atraer tanto a visitantes como a los congresistas que ya estaban en la ciudad antes de las cancelaciones. El consistorio ha adelantado que se intenta crear un paquete de descuentos en alojamientos, restaurantes y cultura entre el 24 y el 29 de febrero aunque no ha ofrecido más detalles.