El consorcio barcelonés Balañá no escapó el año pasado de los nocivos efectos del coronavirus. Sus cines y teatros de la ciudad permanecieron gran parte del año con el telón bajado por orden gubernativa.

En consecuencia, las cajas registradoras de los establecimientos se resintieron de una forma nunca experimentada en las últimas décadas.

Sede de Grupo Balañá en Barcelona / MA
Sede de Grupo Balañá en Barcelona / MA

GANANCIAS Y DIVIDENDO

Las magnitudes que arrojó el grupo en 2020 son elocuentes. Los ingresos del entramado Balañá cayeron de 27 a 12 millones, un 55% menos.

A pesar de semejante desplome, los resultados fueron ampliamente positivos, si bien se anotan retrocesos de grueso bulto. El beneficio final quedó fijado en 1,4 millones, cuando un año antes había declarado 5,7 millones. La empresa repartió un dividendo de 2,2 millones.

PATRIMONIO

El grupo Balañá encierra tres grandes fortalezas. Una de ellas es su robusta capitalización, que alcanza los 69 millones, tras el reparto del dividendo. Otra, el escaso endeudamiento bancario, limitado a 1,3 millones. Y la tercera, su nutrida cartera de inmuebles, que suma 40 millones de valor bruto y alberga copiosas plusvalías latentes. Además, tiene prestados 30 millones a sus empresas filiales.

CINES Y TEATROS

El conglomerado de la familia Balañá gestiona los cines Arenas, Aribau, Balmes, Bosque y Glòries. En cuanto a los teatros, incluye Coliseum, Tívoli, Borràs, Bosque y Aribau. Entre todos ellos emplean a 90 trabajadores.

Al margen de esta red de locales de espectáculos, Grupo Balañá es propietario del 60% de la plaza de toros de Jerez de la Frontera.

El conglomerado está dirigido por dos administradores, Pedro y María José Balañá Mombrú. Uno y otra son miembros de la tercera generación. La sede social del Grupo Balañá se encuentra en la calle Provença, entre Balmes y Rambla de Catalunya.

Exterior de los multicines Bosque / GRUP BALAÑÁ
Exterior de los multicines Bosque / GRUP BALAÑÁ

EMPRENDEDOR

La saga la inició Pedro Balañá Espinós, nacido en 1883. Su primer oficio fue el de tonelero. Luego se dedicó a importar a destajo vacas holandesas y suizas.

Corriendo el tiempo devino el mayor tratante de ganado del matadero de Sants, que estaba ubicado en la actual plaza del Escorxador, de la Ciudad Condal.

CINE AVENIDA DE LA LUZ

En la posguerra civil ya era un potentado. En 1940 inauguró el legendario cine Avenida de la Luz, en el paso subterráneo existente bajo la calle de Pelai, que comunicaba las estaciones de trenes de plaza de Catalunya.

En 1947 realizó una operación espectacular. Se hizo con la propiedad de la plaza de toros Monumental, por 15 millones de pesetas, un auténtico dineral en aquella época. Barcelona figuraba en ese momento como la primera capital mundial de la tauromaquia.

DUEÑOS ACTUALES

Su hijo Pedro Balañá Forts heredó una fortuna. A comienzos de los años ochenta del siglo pasado figuraba entre los 15 ciudadanos más acaudalados de Cataluña, con un patrimonio estimado de 1.400 millones de pesetas. Balañá Forts falleció en 2018 a los 93 años.

Desde entonces, dirigen el imperio familiar sus hijos y herederos Pedro y María José Balañá Mombrú. Entre ambos devengaron en 2020 una paga de 660.000 euros, amén del dividendo citado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.