La teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha explicado este viernes que el consistorio ha impulsado una auditoria para revisar las ampliaciones de las terrazas que se han autorizado por la pandemia del coronavirus, tras admitir que ha hecho falta "corregir desajustes".

Preguntada por la prensa sobre distintos puntos en los que se han corregido actuaciones, la concejal de Barcelona en Comú ha afirmado que el objetivo del Ejecutivo local es "mejorarlo todo y ver cómo consolidarlo". Sanz también ha expresado su voluntad de prolongar la ampliación de terrazas más allá de 2021.

"El espacio ganado al coche está salvando empleos", ha remarcado Sanz, que ha insistido en que trabajan para resolver los más rápido posible todas las peticiones que les llegan y para mejorar y corregir las actuaciones que hayan comportado problemas.

2.700 ACEPTADAS

Cabe recordar que, tal y como informó el pasado 15 de septiembre Metrópoli Abierta, el gobierno municipal ha aceptado 2.700 ampliaciones de terrazas, ha denegado otras 1.000 y ha aceptado unas 4.000 propuestas de las 6.700 presentadas.

Además, ocho días después, Janet Sanz aseguró que la mayoría de estas 2.700 terrazas que han bajado a la calzada estos meses se quedarán allí. "Todo lo que está en calzada ha venido para quedarse", añadió la edil en el programa Bàsics de Betevé.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.