ARCHIVADO EN:

La compañía tecnológica norteamericana Apple ha alquilado 6.000 metros cuadrados de oficinas a la aseguradora Catalana Occidente en el número 2 del paseo de Gràcia, en la esquina con plaza Catalunya. Esta operación empresarial representa el mayor alquiler que se ha firmado en Barcelona desde el inicio de la crisis sanitaria y convertirá al grupo en el principal ocupante del inmueble, ubicado justo enfrente de la Apple Store de la ciudad.

De esta manera, Apple sigue en la capital catalana el mismo modelo que en Madrid, donde ha instalado sus oficinas encima de su tienda estrella de la Puerta del Sol.

REFORMA DE 35 MILLONES

Según informa este martes Idealista/News, la nueva sede de Apple es el Palau Pons i Pascual, un edificio construido por el arquitecto Enric Sagnier, que fue la sede histórica de la aseguradora hasta que la empresa se mudó a Sant Cugat hace ya 30 años.

La firma ha invertido 35 millones de euros en la reforma, que ha realizado en los últimos cuatro años, para respetar los elementos arquitectónicos modernistas del edificio. El inmueble situado entre la ronda Sant Pere y la calle Casp, tiene seis plantas, tiene una superficie de unos 9.300 metros cuadrados, con un local comercial del 3.800 m². Además, dicha remodelación ha permitido construir un aparcamiento de 90 plazas.

UNA REFERENCIA COMERCIAL

El desembarco de Apple en plaza Catalunya, en 2012, supuso la transformación de la plaza, que fue en la década de los 60 del siglo pasado el gran centro financiero de la Ciudad Condal.

Con la llegada de Apple, los locales de la plaza se reconvirtieron para el comercio, con la entrada de marcas como Urban Outfitters, Desigual, Zara, MediaMarkt o Huawei, con precios de alquileres que en algunos casos llegan a niveles de la renta prime de paseo de Gràcia, unos 275 euros el metro cuadrado cada mes. Aunque, según la consultora BNP Paribas Real Estate, las rentas de las oficinas en la plaza son sensiblemente inferiores. Las más altas en Barcelona han sido de 28 euros/m² al mes.

Eso si, esta zona de la ciudad sigue siendo muy demandada por multinacionales para ser sede de oficinas. Unos meses atrás, por ejemplo, Lidl alquiló 3.200 m² de superficie al otro lado de la plaza, encima de la tienda de Zara en la calle Bergara, para dar cobijo a un centro de excelencia en e-commerce.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.