Amazon se refuerza en España. La compañía de reparto abrirá en otoño un nuevo centro de distribución ubicado en Barberà del Vallès y que creará 230 empleos fijos en tres años. Los trabajadores del centro tendrán un “salario competitivo, un completo paquete de beneficios y la oportunidad de trabajar con la última tecnología de Amazon Robotics, los Pegasus Drivers, en un moderno entorno de trabajo”, según la empresa.

Las instalaciones, que tendrán una superficie útil de más de 28.000 metros cuadrados, el equivalente a cuatro campos de fútbol, serán las primeras en Europa equipada con esta tecnología que apoyará a los empleados de la empresa en la gestión de los pedidos a los clientes.

PEGASUS DRIVE

La empresa sigue ampliando el volumen de sus operaciones en España con el objetivo de satisfacer la creciente demanda de los clientes a través del incremento de su variedad de productos.

La instalación de Barberà aprovecha como base la tecnología de las plantas de almacenamiento de Amazon Robotics ya utilizada en los centros logísticos, donde los robots se desplazan dentro de un campo. En este sentido, en lugar de mover grandes estanterías de almacenamiento, estas unidades robóticas gestionan y dirigen paquetes individuales.

Pegasus Drive es el robot más reciente de Amazon, diseñado con el objetivo de obtener una mayor eficiencia en el proceso de distribución, de manera que los clientes puedan recibir sus pedidos aún más rápido.