El precio del alquiler en Barcelona no para de crecer. Tanto es así que se están generando nuevos tipos de negocio para hacer frente a los desorbitados precios que reclaman los propietarios de las viviendas. Uno de ellos, la gestión de pisos que parecen hoteles.

Estudiantes extranjeros, jóvenes que quieren independizarse o parejas que se disponen a hacer el salto e irse a vivir juntos son los perfiles que este tipo de compañías buscan en Barcelona. Una de ellas es Inedit, una start up creada en la capital catalana que ofrece a través de internet alojamientos de media y larga estancia.

EXPANSIÓN

El perfil de la proptech es “bastante variado”, apunta Laia Comas, fundadora de la compañía en 2011. Desde usuarios de 20 años hasta personas con 45, no hay un target concreto. De esta manera, la compañía barcelonesa cuenta con una media de 400 clientes anuales repartidos en 20 viviendas de la ciudad.

Los usuarios de Inèdit se alojan en pisos que están distribuidos en el centro de la capital catalana. En concreto, la start up cuenta con alojamientos en el Eixample, Ciutat Vella, Gràcia y Sant Gervasi. Además, no descartan a partir de este año hacer un salto y ubicarse en municipios cercanos a Barcelona como Terrassa, Sabadell, Cerdanyola y Sant Cugat.

FÓRMULA DE NEGOCIO

La fórmula de negocio de la proptech es bien sencilla. Cobran un 15% de los ingresos por el total de servicios de cada cliente. A los usuarios les interesa mucho la gestión completa de las viviendas, apunta la fundadora, por lo que Inèdit ofrece a los caseros la limpieza del piso y el diseño de la reforma.

Las rentas medias de los inquilinos de la empresa se sitúan en 650 euros. Esta cifra no ha variado desde que arrancó, señala Comas, quien recuerda que “a pesar de que el precio del alquiler en Barcelona se haya disparado en los últimos años, a nosotros nadie nos ha dejado de pagar”.

La gestora de pisos explica que más de 11.000 estudiantes extranjeros eligieron Barcelona en 2018 para estudiar y apunta que la ciudad es la tercera mejor valorada por el impulso tecnológico que se le está dando. Según Idescat, en 2018 se matricularon 208.511 estudiantes en las universidades de la capital catalana y que la gran mayoría se inscribieron en la Universidad Autónoma de Barcelona (4.168).

INCREMENTO INTERANUAL

El precio medio del arrendamiento en Barcelona supera en un 48% la media española. En concreto, en el conjunto del país el coste por metro cuadrado de superficie está en 8,52 euros, mientras que en Madrid alcanza los 13,51 euros y en la capital catalana llega a los 12,59 euros.

Respecto al precio de la vivienda de alquiler en España, durante el primer semestre de 2019 ha subido un 0,8% y encadena así cinco semestres al alza.