La farmacéutica Almirall ganó 42,4 millones de euros hasta junio, un 31,5 % menos que en el mismo período de 2019, debido al impacto de la crisis del coronavirus sobre su negocio dermatológico, especialmente en EEUU. Tras los resultados, la firma ha revisado a la baja sus previsiones financieras para 2020.

Almirall, que desde finales de junio forma parte del IBEX-35, estima que, debido al impacto del Covid-19 acabará el año con un Ebitd de entre 230 y 250 millones de euros, es decir, 30 millones menos de lo previsto hasta ahora, y espera que sus ventas disminuyan "de un dígito bajo a medio".

La farmacéutica Almirall ganó 42,4 millones de euros hasta junio, un 31,5 % menos que en el mismo período de 2019
La farmacéutica Almirall ganó 42,4 millones de euros hasta junio, un 31,5 % menos que en el mismo período de 2019 / EP

LAS VENTAS AUMENTAN EN EUROPA

La farmacéutica controlada por los hermanos Gallardo precisa que, hasta junio, sus ingresos sumaron 433 millones, un 7,7 % menos, principalmente por la reducción de los pagos adicionales de AstraZeneca, aunque las ventas netas disminuyeron también un 1 %, hasta los 426 millones.

Las ventas globales aumentaron en Europa un 8,8 %, hasta los 335,2 millones, cayeron un 39,3 % en EEUU, hasta los 50,4 millones, y aumentaron un 3,3 % en el resto del mundo, hasta los 40,4 millones.

En cambio, en el negocio dermatológico –el foco de la compañía– Almirall obtuvo unas ventas por valor de 112 millones en Europa, un 1,1 % menos, mientras que en Estados Unidos ingresó 43 millones, un 45,6 % menos, y generó 2 millones en el resto del mundo, un 50 % menos.

NEGOCIO DERMATOLÓGICO

En un comunicado, el consejero delegado de la farmacéutica, Peter Guenter, asegura que el negocio de dermatología en Estados Unidos y en Europa se ha visto "profundamente afectado por el Covid-19", y apunta que la reducción en el número de consultas a pacientes a causa del confinamiento y la modificación de los hábitos en las prescripciones han afectado a las cuentas de Almirall hasta junio.

"Varios dermatólogos europeos retiraron los tratamientos existentes a pacientes con psoriasis por motivos de seguridad, para controlar los posibles efectos secundarios y por la necesidad de administrar o recoger medicamentos en los hospitales", asegura Almirall.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.