Alimentaria, la segunda feria más importante de Barcelona, vuelve a aplazarse por temor al coronavirus. El evento debía celebrarse en abril, pero la pandemia hizo que se aplazara hasta septiembre. Ahora, los organizadores consideran que la fecha que establecieron es demasiado temprana para garantizar la seguridad y la han pospuesto a mayo. En concreto, se celebrará del 17 al 20 de mayo de 2021, según han decidido este lunes Fira de Barcelona de acuerdo con el Comité Organizador de Alimentaria.

En un comunicado, Fira --donde iba a celebrarse el evento-- ha explicado que la decisión se ha tomado con el objetivo de "garantizar la mejor edición posible, tanto en participación como internacionalidad". Cabe recordar que Alimentaria, a diferencia de otras ferias como el Mobile, se celebra de forma bianual, por lo que el aplazamiento no tiene por qué afectar al número de ediciones que se celebren. 

GARANTIZAR LAS VISITAS INTERNACIONALES

El presidente del Comité Organizador de Alimentaria, Josep Lluís Bonet, ha explicado que se ha tomado esta decisión tras valorar la actual situación, evaluar diferentes alternativas y "escuchar al sector", al que ha agradecido su respaldo y apuesta por el principal salón de alimentación y bebidas de España.

Área latinoamericana en Alimentaria 2018 / H.F.
Imagen de archivo de Alimentaria 2018 / H.F. 

Según Bonet, el objetivo "es realizar una gran edición, con las máximas expectativas comerciales, de networking y asistencia de compradores y visitantes internacionales, que representan el 25% del total".

UNA FERIA EN SEPTIEMBRE

Los días 28 y 29 de septiembre, no obstante, está prevista la celebración de un fórum en Fira de Barcelona, que reanudará su actividad ese mes, sobre el futuro de la industria agroalimentaria, la restauración, la hostelería y el turismo.

La crisis del coronavirus también ha obligado al organismo ferial a aplazar a 2021 otros eventos previstos para este año, como el IOT Solutions World Congress, sobre el Internet de las Cosas y la digitalización de la industria, que tendrá lugar en mayo.

Lo mismo sucede con Expoquimia, Eurosurfas y Equiplast, los tres grandes eventos del sector químico, que se celebrarán en septiembre; Hostelco y Alimentaria Foodtech, que se llevarán a cabo en octubre, o Hispack, ya previsto inicialmente para 2021, al igual que Barcelona Building Construmat, Automobile Barcelona o Piscina&Wellness.

EL MWC: ¿EN RIESGO?

También se celebrará en 2021 el MWC después de que la GSMA tuviera que cancelar la edición del pasado febrero a causa del coronavirus. El Mobile es, a todas luces, el evento que más preocupa, dado que una segunda cancelación traería grandes perjuicios para la economía de la ciudad. 

El próximo año, además, llegarán a la Fira nuevos congresos, como el ISE, el más importante del mundo de la industria audiovisual, que hasta este año se celebró en Ámsterdam, o Seafood, un salón dedicado a los productos del mar que hasta ahora tenía lugar en Bruselas.

CONCENTRACIÓN DE EVENTOS

El director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, ha destacado el papel que jugará la institución a partir de finales de este año, dado que el resto de la temporada se ha dado por perdida. "Fira tiene la mirada puesta en la actividad que desarrollará en el último cuatrimestre de este año, que sin duda ayudará a revitalizar el tejido empresarial, como es nuestro objetivo", ha añadido.

Septiembre será el mes donde se dará el pistoletazo de salida a la actividad de Fira de Barcelona. Para ello contará con importantes medidas de seguridad, para lo que ha elaborado un protocolo específico y que contará con la ayuda del Hospital Clínic de Barcelona.

PRIMERAS FERIAS

En concreto, Fira de Barcelona retomará su actividad con la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, que celebrará su décima edición entre el 4 y 10 de septiembre. Eso sí, con un formato digital que evitará grandes concentraciones en el recinto.

En septiembre también tendrá lugar el salón de emprendedores BizBarcelona, que combinará los formatos presencial y virtual y que coincidirá con el Salón de la Ocupación.

OCTUBRE, UN MES INTENSO

Para octubre están previstos los salones Liber, el Náutico y el Ocasión, mientras que en noviembre será el turno del Smart City Expo World Congress, con un formato totalmente virtual.

Fira de Barcelona también acogerá el último trimestre del año eventos como la feria Ibtm World, dedicada a la industria de los viajes de negocios, el Manga Barcelona o el Congreso de la Sociedad Europea de la Imagen Vascular.

IMPACTO ECONÓMICO

Según un estudio elaborado por el Instituto de Economía de Barcelona (IEB) de la Universitat de Barcelona (UB), Fira genera un impacto económico anual en el territorio de 4.689 millones de euros.

Este aumento de la producción se traduce en un efecto en el Valor Añadido Bruto (VAB) de 2.177,6 millones de euros, en 34.600 puestos de trabajo y 899,2 millones de euros de recaudación fiscal, con lo que el impacto económico de la actividad de Fira equivaldría al 1% del PIB de Cataluña.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.