Los pasajeros de un vuelo de la compañía Norwegian critican que llevan más de un día sin poder llegar a su destino. El vuelo, con origen en Barcelona y destino final Nueva York del pasado viernes se canceló, dejando a más de 300 personas afectadas.

La empresa decidió anular el vuelo por problemas técnicos y los usuarios que ya habían embarcado se vieron obligados a bajar. Según fuentes de Norwegian, devolvieron a los pasajeros el reembolso del importe del billete u otra forma para viajar a Nueva York.

A LA ESPERA PARA DESPEGAR

Algunos de los pasajeros fueron reubicados en otros aviones el sábado por la tarde pero muchos otros todavía siguen en tierra. Más de 24 horas más tarde de la hora programada para el vuelo la empresa sigue trabajando para buscar soluciones lo antes posible, sabiendo que en estas fechas el número de clientes va en aumento.

Varios medios de comunicación señalan que en el embarque del viernes los pasajeros tuvieron que estar más de tres horas dentro del avión esperando para despegar hasta que fueron avisados de que el vuelo sería finalmente cancelado.