Este sábado ha sido el primer día, tras seis semanas de reclusión por el estado de alarma, que se ha podido practicar deporte al aire libre de manera individual. Si en el Passeig Marítim los protagonistas esta mañana han sido los runners, en el parque de Collserola lo han sido las bicicletas. Pero por una cuestión negativa. 

Tal y como se puede ver en el vídeo tomado por un ciudadano de Barcelona a media mañana, los ciclistas iban por el parque muy deprisa, en contraste con los peatones y los corredores, que sí respetaban las medidas de seguridad. En verlo, algunas personas que se han encontrado con esta situación han alertado a la Guardia Urbana, que ha acudido a poner orden y ha advertido a aquellos que iban en bicicleta a que respetasen los mínimos requeridos para la práctica del deporte en esta primera fase de desconfinamiento.

DEMASIADO RÁPIDO

La sensación que tenían tanto aquellos que corrían como los que andaban era que no existía confinamiento y que ya no había virus, tal y como desprende la actitud de una parte importante de los ciclistas, como se ve en el vídeo adjuntado.

En definitiva, los ciclistas que han ido a Collserola esta mañana parecían estar en una situación anterior a la crisis del coronavirus mientras que quienes han optado por hacer running o jogging sí que estaban más mentalizados con la compeja situación actual. No es una preoecupación cualquiera. Los expertos advierten de que mantener una cierta distancia social es clave para no pasarse el virus los unos a los otros. 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.