ARCHIVADO EN:

¿Te suena la plaza de Sant Vicenç? Si no vives en Sarrià, puede que te sea familiar. Es uno de los lugares más pintados y retratados de Barcelona por artistas locales y turistas.

Además, es uno de los rincones más recomendables y tranquilos de la capital catalana. Por lo tanto, si no la has visitado nunca, te animamos a que lo hagas.

Conocida hasta el año 1888 como plaza de la Unió, conserva en su centro una fuente coronada con una estatua de Sant Vicenç.

Es pequeña y rodeada de árboles, un hecho que la dota de un aspecto muy acogedor que la ha convertido en varias ocasiones en un plató para el rodaje de anuncios publicitarios.

La Plaça Sant Vicenç es un lugar agradable / HUGO FERNÁNDEZ
La plaza de Sant Vicenç es un lugar agradable / HUGO FERNÁNDEZ

FRANCESC CAMBÓ

Este enclave fue el centro del barrio de la estación del tren, cuando aún se la conocía como plaza de la Unió. Por ella pasaba la línea Barcelona-Sarrià, que data de 1860, la tercera más antigua de España y la segunda de la Península Ibérica.

Los más curiosos (y bien informados) se habrán dado cuenta de que el edificio que hay en la esquina con la calle de Cornet i Mas fue el prestigioso Instituto Colón, que tuvo como profesor al entonces joven político nacionalista Francesc Cambó.

Hoy en día se ha convertido en un jardín de infancia, la Escola Bressol Blauet, centro educativo que fue inaugurado en el año 1996.

Estatua de Sant Vicenç que preside la plaza / HUGO FERNÁNDEZ
Estatua de Sant Vicenç que preside la plaza / HUGO FERNÁNDEZ

EL ORIGEN DEL NOMBRE

La escultura de piedra de Sant Vicenç que preside el lugar da nombre a la plaza. Se encuentra en ella desde finales del siglo XIX, concretamente desde el año 1896.

Antes situada delante de la iglesia de la Vila de Sarrià, hay quien se le atribuye su creación al escultor Nicolau Travé, que trabajó en la ciudad durante la segunda mitad del siglo XVIII.