ARCHIVADO EN:

Que todo vuelva a la normalidad. Eso es lo que reclaman los vecinos de Sant Gervasi-Galvany, que ya han sumado más de 3.000 firmas para denunciar el caos que ha comportado el carril bici –impulsado por el consistorio de Ada Colau– en la zona de Turó Park: colapso y contaminación. Este viernes, un centenar de vecinos se han concentrado en la Avenida Pau Casals para visibilizar “la injusticia”.

En el manifiesto al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, la vecina Sonia de Larratea –que reside en la calle Bori i Fontestá desde hace 50 años– detalla “el caos que está provocando la implantación de un carril bici” y la consecuente poda de pinos que los vecinos apreciaban por su valor medioambiental. “Este carril bici encaja mejor con un criterio de promesa electoral que con una necesidad real”, dice en el texto que han firmado los vecinos.

Bartolomé Criado, presidente de la Asociación de Comerciantes del Turó Park, ha recordado que el tramo donde se están llevando a cabo las obras es una “zona 30”, donde la velocidad máxima para los conductores es de 30 km/h. Se trata de una de las medidas que se incluyó en el marco del Pacto para la Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona hace años.

Los vecinos concentrados en la Avenida Pau Casals / P.B.
Los vecinos concentrados en la Avenida Pau Casals / P.B.

En este sentido, pretendía pacificar el tráfico y volver la ciudad más confortable y tranquila, así como mejorar la calidad medioambiental. De hecho, en estas zonas en concreto, los ciclistas pueden circular por la calzada de manera segura. Es por ello que los vecinos ven absurda la imposición de este carril que, según ellos “es inútil”.

MENOS CARRIL BICI, MÁS BUS DE BARRI

En lugar de este carril exigen un “bus de barri” como una necesidad real. Hace meses que entidades vecinales como la del Farró y la del Turó Park, piden un bus de barrio para poder acceder a los servicios básicos. “El Ayuntamiento nos dice que no tiene presupuesto pero luego invierte en un carril bici que no usará nadie”, ha explicado Bartolomé Criado. “Menuda paradoja”, ha añadido un vecino.

Un caso paradigmático es el de la calle Ganduxer que supone una cuesta importante no apta para cualquiera. Una vecina que vive en esta calle ha explicado a Metrópoli Abierta que la única vez que ha visto pasar a alguien en bicicleta ha sido a un trabajador de Deliveroo que, según ella, “estaba en buena forma física”. “Invito a Ada Colau que venga a inaugurar el carril con una bicicleta y suba la cuesta de Ganduxer. ¡A ver si puede!”, ha exclamado en clave irónica Bartolomé Criado.

Muchos vecinos de Turó Park no están a favor del carril bici / P.B.
Muchos vecinos de Turó Park no están a favor del carril bici / P.B.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Comerciantes del Turó Park ha hecho hincapié en el otro carril bici que se está impulsando en la calle Dr. Fleming que “se encuentra a menos de 300 metros de la calle Ganduxer y no es necesario”. Según han explicado durante la concentración, los planos de las obras les llegaron hace solo tres días después de insistir una y otra vez al Ayuntamiento desde agosto.

Muchos vecinos del distrito de Sarrià-Sant Gervasi sienten que el Ayuntamiento que dirige Ada Colau se olvida de su zona y no tienen en cuenta sus necesidad. Según ellos, el Turó Park está lleno de excrementos de perros, cada vez hay más tráfico y faltan medios de transporte público y equipamientos. “Tanto BCNeta pero esto que hacen aquí no tiene nada de sostenible”, ha declarado a Metrópoli Abierta Manel, otro vecino.