Isona Passola ni baja la cabeza ni pierde nunca la sonrisa. Productora, cineasta y guionista, es la fundadora de Massa d'Or Produccions, con la que ha realizado largometrajes, documentales y películas de televisión. Ha ganado varios premios por su adaptación cinematográfica del libro Pa Negre y recientemente también con Incerta Glòria, un filme de Agustí Villaronga –producido por Passola– que se llevó ocho galardones en la última edición de los Premios Gaudí. Actualmente es la directora de la Academia del Cine Catalán.

Además, es la padrina del libro Memòries del districte Sarrià-Sant Gervasi, editado por Aigües de Barcelona (Agbar), que este año celebra su 150 aniversario con 10 libros que homenajean a cada uno de los 10 distritos que conforman la ciudad. Conversamos con Isona Passola sobre el encanto de Barcelona y, en especial, de su barrio, Sarrià.

Te apasiona Barcelona.
Todos los barrios de nuestra ciudad están hechos de antiguos pueblos agregados. Por eso tienen una personalidad propia, con sus respectivas iglesias, ayuntamientos, mercados... Barcelona y toda Catalunya tiene una sociedad civil que ha hecho que en los barrios haya teatros, casals... esta es nuestra cultura popular y esto da una entidad tremenda a los barrios.

¿Qué es lo que te atrae de Sarrià?
La sensación de vivir en mi barrio tiene una dimensión muy humana. Estás en la gran ciudad, pero al mismo tiempo estás en un pueblo. Y en Sarrià eso se nota mucho. Además el ambiente es muy joven porque están las escuelas y los niños jugando por la calle Major. Me da vitalidad. El viejo Sarrià se mantiene intacto. Hay emblemas como el poeta Josep Vicenç Foix que le proporcionan un carácter único.

Naciste en el barrio Gótico y aún sientes nostalgia...
Sí, creo que es el alma de la ciudad, es un barrio muy potente, pero ha quedado completamente absorbido por el turismo. He puesto mi productora ahí, ¡imagínate! La zona de Sant Pere, sobre todo, me encanta.

Eso es algo que en Sarrià no ocurre.
No, en los radios fuera del centro no creo que llegue. Yo cuando voy a Roma quiero estar en el Trastevere, entonces entiendo a los turistas.

¿Cuáles son tus lugares predilectos?
Muchos. La misma plaza del Ayuntamiento (plaza de Sant Vicenç) o las callecitas de detrás del mercado... que dan la sensación de pueblo pequeño.

¿El escenario no te ha inspirado para ninguna película?
Sarrià es precioso, muchas películas se podrían rodar ahí. Hay casas modernistas en la calle Cardenal Vives i Tuto y, además, tenemos la montaña al lado. También me encanta Pedralbes, aunque ahora se lo ha quedado Les Corts.

Comentabas que tu hijo se siente muy identificado con Sarrià.
Si has jugado en el equipo de fútbol de tu barrio, serás siempre un patriota de tu barrio. Esto le ha pasado a él. (Ríe).

Y tú, ¿podrías dejar el barrio?
Podría vivir en muchos lugares, lo que pasa es que adquieres costumbres y hábitos. La gente, aquí, me conoce cuando voy al mercado. Y en Sarrià me siento muy a gusto, la verdad.