ARCHIVADO EN:

Las obras de construcción de un edificio en el distrito de Sarrià han dejado al descubierto dos cuerpos más. La aparición de los dos cadáveres se suma a los restos de dos cuerpos que aparecieron hace un mes, durante una intervención arqueológica en un solar de  la calle de Ràfols de Barcelona,

En este segundo caso, los restos presentaban las mismas características que los dos cadáveres que aparecieron el 7 de junio: los cuerpos habían sido inhumados con cal viva y amontonados el uno encima del otro. Además, vestían de forma similar ya que llevaban el mismo tipo de sandalias y unas correas de cuero.

Tras el primer hallazgo, el Servei d’Arqueologia de Barcelona (SAB) abrió una investigación para localizar más restos y apuntan que “es poco probable que pueda haber más restos” en dicha parcela, que ya empieza a estar cimentada, según Betevé.

Otra imagen de los cuerpos / Esther Medina, ATICS

Otra imagen de los cuerpos / Esther Medina, ATICS

PRIMERA FOSA COMÚN

Falta por confirmar si las primeras personas que se encontraron fueron ejecutadas durante la Guerra Civil. En caso afirmativo, se trataría del descubrimiento de la primera fosa común del conflicto que se halla en Barcelona. Y que los dos cuerpos encontrados corresponderían a algunos de los represaliados en los primeros meses del conflicto, apuntan fuentes conocedoras del caso.

Por otro lado, ambos cuerpos fueron enterrados en cal viva, lo que podría indicar que habrían podido morir por una enfermedad infecciosa, aunque la presencia de un orificio de bala en uno de los cráneos prácticamente descarta esa posibilidad. Otra opción es que los cuerpos se cubrían de cal para evitar los malos olores.