Los Mossos d'Esquadra han detenido en Barcelona a un presunto ladrón tras un intento fallido de atraco a una tienda de telefonía móvil. Después, el hombre trató de huir del lugar de los hechos, perseguido por el dependiente y un cliente, y arrojó su pistola simulada de aire comprimido a un contenedor amarillo.

Según fuentes policiales, el atraco frustrado se produjo hacia las 19.30 horas de este viernes, en el barrio del Putxet, cuando un hombre irrumpió en el establecimiento mostrando un arma, que resultó ser simulada. El dependiente del local y un cliente evitaron el atraco, por lo que el individuo se dio a la fuga.

UN LADRÓN 'ECOFRIENDLY'

Mientras algunos testigos llamaban al 112, el dependiente y el cliente persiguieron por la calle al ladrón, que en un momento de su carrera arrojó su pistola a un contenedor amarillo, donde se deposita el plástico.

Finalmente, los Mossos d'Esquadra detuvieron al sospechoso, que, al instante, fue reconocido por sus perseguidores. La policía catalana recuperó minutos después la falsa pistola que el detenido había lanzado a la basura.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.