Los CDR han ocupado el edificio de Vallvidrera conocido como Llar Betània. La ocupación se ha llevado a cabo para intentar evitar que se lleve a cabo el proyecto de construcción de un hotel de lujo.

El edificio, propiedad de los Pares Paüls, es una centro histórico de la localidad que en sus orígenes se llamaba Casa Buenos Aires.

El proyecto que quieren llevar a cabo los actuales propietarios pretende convertir el edificio en un hotel de lujo para jeques árabes, con habitaciones de lujo, piscina y un campo de golf.

Sin embargo, los CDR defienden que el edificio debe convertirse en un centro social y por ello lo han ocupado. Además, para evitar que se les pueda desalojar, han afirmado que en el edifico están viviendo desde hace unos días varias personas.

Los ocupantes quieren que el edificio se mantenga como patrimonio histórico y acusan a los actuales propietarios de haber dejado que se deteriorara ya que lo han mantenido desocupado los últimos siete años. Además, afirman que hace un tiempo intentaron comprarlo por medio de la cooperativa Sense Sostre, pero que finalmente la congregación religiosa rechazó la oferta y les exigió 4 millones de euros por la adquisición, cifra que no estaban en condiciones de conseguir.