El antiguo Hotel Buenos Aires, de Vallvidrera, no será un hotel de lujo. El Ayuntamiento de Barcelona expropiará el edificio, ahora ocupado, para construir en él viviendas dotacionales y equipamientos. La comisión de Urbanismo de este miércoles ha aprobado inicialmente un nuevo plan, que supondrá una modificación del PGM, para cambiar la calificación urbanística y catalogar el edificio para su protección.

El plan ha contado con los votos a favor Barcelona en Comú, PSC, ERC, JuntsxCat y Barcelona pel Canvi. El proyecto privado contemplaba un hotel de lujo que habría supuesto el derribo del icónico edificio. La finca era propiedad de los padres Paúles, que la vendieron al fondo inversor London Private Company. La ocupación del inmueble, pretendía evitar la transformación. El coste de la expropiación será de 3,5 millones.  

CASI 4.000 METROS CUADRADOS

La modificación del Plan General Metropolitano afecta a casi 4.000 metros cuadrados y prevé mantener de pie el edificio actual, con planta baja más tres. El proyecto, además, otro inmueble de 1.045 metros cuadrados. En total se harán 37 pisos dotacionales, 17 para gente mayor, en el antiguo hotel, y 20 para jóvene,s en la nueva edificación. Muy probablemente, la planta baja y el antiguo comedor se dedicarán a equipamientos de barrio. Los usos se consesuarán con los vecinos.

El edificio nació como fonda en 1885. A principios del siglo XX fue transformado en un gran hotel por el arquitecto Jeroni Granell. La imagen actual es de hace más de un siglo, entre los años 1908 y 1909. El edificio es modernista. La estancia más valiosa y luminosa es el comedor, con siete balcones de gran tamaño. La gran mayoría de sus elementos ornamentales se han preservado. El nivel de protección arquitectónica será el C, que obliga a mantener la volumetría.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.