Los Mossos d'Esquadra han cargado contra un grupo personas que se encontraban junto a un edificio ocupado por cuatro familias con menores, en la calle de les Olzinelles 105, para evitar que fuera desalojado. Momentos antes de la acción policial, un agente de la policía autonómica advierte que se trata de una "concentración ilegal" y que las personas que no se vayan serán identificadas y sancionadas.

En las imágenes colgadas en las redes sociales, se ve la llegada de la Brigada Móvil, los antidisturbios de los Mossos, que cargan de forma contundente contra las personas que están en la entrada de la finca ocupada. Algunos de los manifestantes huyen y alguno de ellos cae al suelo. En le vídeo también se ve como un agente de Seguridad Ciudadana tira de muy malas maneras una puerta. 

SALTA LA ALARMA

Según ha explicado Llum Oliver, del Grup d'Habitatge de Sants, en declaraciones recogidas por Tot Barcelona, algunos de los participantes en la rúa se han detenido junto al edificio ocupado para hacer visible la ocupación. En el inmueble, las familias habían colgado una pancarta reivindicativa.

Hacia las 20.00 horas, ha saltado la alarma del edificio, lo que ha enviado un aviso a los Mossos y la propiedad, que también habría hecho acto de presencia.  

La ocupación podría haberse producido hace dos días, según el Grup d'Habitage de Sants, que ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales para evitar el desalojo, que el colectivo consideraba ilegal. Esta versión no coincidiría con la de la propiedad, que habría pasado la noche en el bloque, según recoge Betevé. El Grup d'Habitatge de Sants dice que los pisos estaban vacíos.

Los Mossos han identificado a muchos de los concentrados, que han quedado encapsulados en la calle de les Olzinelles. Hacia medianoche, el edificio había sido desalojado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.