ARCHIVADO EN:

Un nuevo percance para las molestas e "interminables" obras de la calle Vila i Vilà del barrio del Poble-sec, en el distrito de Sants-Montjuïc. El agujero en el que se está introduciendo el colector, que forma parte de un plan "anti-inundaciones" del Ayuntamiento de Barcelona, ha amanecido completamente inundado por culpa de las lluvias de esta madrugada, tal y como se puede ver en las fotografías y los vídeos realizados por Metrópoli Abierta

Los operarios, que a diario trabajan para llevar a cabo estas obras, han visto limitada su capacidad al no poder trabajar con facilidad por culpa del agua que se ha estancado en el orificio. Según han señalado algunos trabajadores de las obras a este medio, su jornada ha sido catastrófica y, a duras penas, han podido llevar a cabo su trabajo, pero confían en que el agua drene y no suponga un retraso considerable en las obras. 

Las obras "anti-inundaciones" del Poble-sec, inundadas por las lluvias / V.M.
Las obras "anti-inundaciones" del Poble-sec, inundadas por las lluvias / V.M.

LOS VECINOS ESTÁN DESESPERADOS

Esta obra, que se inició hace casi una década y que se encuentra en la segunda fase, tiene previsto finalizar en dos meses aproximadamente. El asfalto de Vila i Vilà está completamente levantado desde la calle Palaudàries hasta el paseo de Josep Carner, donde ahora mismo los trabajadores se encuentran introduciendo un gran tubo colector que servirá para que no haya más inundaciones en la zona. 

Los vecinos del Poble-sec han denunciado a este medio que están "desesperados porque terminen de una vez". El levantamiento del suelo genera suciedad y polvo en grandes cantidades. En el interior de las obras, valladas por completo, hay todo tipo de deshechos y porquería. El orificio también ha propiciado que haya más cucarachas y ratas que nunca en esta zona que desemboca al puerto. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.