ARCHIVADO EN:

Los semáforos son fundamentales para garantizar una buena circulación y evitar accidentes. Cuando alguno de ellos deja de funcionar, los servicios municipales deben repararlo lo más rápidamente posible para evitar males mayores. Sin embargo, en el barrio del Poble-sec no ha sido así y tres de estos elementos urbanos llevan más de una semana sin funcionar.

La denuncia la ha hecho la regidora de Ciutadans, Marilén Barceló, y ha sido comprobada este mismo martes por Metrópoli Abierta. Los semáforos que están estropeados se encuentran en la esquina de las calles de Blesa con Cabanes, Blesa con el paseo de Montjuïc y Cabanes con el paseo de Montjuïc. Algunos vecinos creen que los semáforos pueden llevar sin funcionar una semana y media o dos.

El semáforo sin funcionar del paseo de Montjuïc con la calle de Blesa / HUGO FERNÁNDEZ
El semáforo sin funcionar de la calle de Blesa con el paseo de Montjuïc / HUGO FERNÁNDEZ

DEJADEZ Y GESTIÓN INEFICAZ

Desde las filas del partido naranja, Barceló opina que este caso pone de manifiesto una vez más "la dejadez y la gestión ineficaz de un gobierno más pendiente de eslóganes y titulares, que se aleja cada vez más de las políticas de proximidad y deja de trabajar por las necesidades reales de los ciudadanos", denuncia. La edil considera que es "inadmisible" que una ciudad que presume tanto de sus planes de movilidad tenga semáforos que tarden en arreglarse más de una semana.