ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han detenido este martes por la tarde a un hombre de 45 años por presuntamente robar un vehículo de gama alta valorado en 239.000 euros en un concesionario del distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona, ha informado la policía catalana en un comunicado.

Los hechos se han producido alrededor de las dos de la tarde cuando un agente fuera de servicio ha avisado a comisaría de que había identificado a un ladrón de vehículos de lujo que conocía de antemano. Cuando el mosso y otros dos agentes de paisano han entrado en el establecimiento para alertar al responsable, un coche ha salido a toda velocidad del local y ha huido por la acera, obligando a diversos peatones a saltar para esquivarlo, aunque ninguno de ellos ha sufrido lesiones.

FUGA A PIE

Los Mossos han logrado interceptar el coche a la altura del hotel Miramar, en el barrio del Poble-Sec, pero el ladrón se ha escapado corriendo y ha saltado un muro de cuatro metros para esconderse en una zona con matorrales y de difícil acceso.

Agentes del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de los Mossos se han sumado a la búsqueda y se ha pedido colaboración de los Bombers de Barcelona por si se necesitaba una escalera o elevador.

Los equipos participantes en la persecución han encontrado al hombre y, tras llevarlo a una zona segura, lo han detenido. Los Mossos lo pondrán a disposición judicial en las próximas horas.