El Poble-sec aúna fuerzas para cerrar por las noches el problemático parque de las Tres Xemeneies. El emplazamiento, ubicado entre la avenida del Paral·lel, las calles de Vila i Vilà y Palaudàries y el pasaje de La Canadenca, es uno de los focos de vandalismo y conflictos más importantes del barrio. 

La degradación del espacio en los últimos meses y las reiteradas quejas y demandas vecinales no han logrado que se produzca ninguna intervención integral en la plaza por parte del Ayuntamiento de Barcelona. El consistorio hizo una inversión de alrededor de 70.000 euros a finales de 2020 para rehabilitar el espacio e incrementó la presencia policial, pero la problemática persiste

Es por ello que diversas asociaciones vecinales y comerciales han trasladado un manifiesto en el que piden a la administración barcelonesa el cierre nocturno de los jardines. 

Parque de las Tres Xemeneies, desangelado tras la reforma municipal / V.M.
Parque de las Tres Xemeneies, desangelado tras la reforma municipal / V.M.

MÁS ESPACIO PARA EL VECINDARIO

"La pandemia ha comportado una reducción de la actividad de la plaza, en un primer momento por el confinamiento durante marzo y abril de 2020 y en estos momentos con el confinamiento nocturno. Hasta las obras realizadas durante el mes de diciembre, que comportaron el cierre de la zona de skate, cambiaron las dinámicas de la plaza, con una menor molestia para el vecindario", inicia el escrito. "Hace falta una intervención en los usos diurnos y en los usos nocturnos. Que el vecindario recupere el parque de las Tres Xemeneies que, además es uno de los pocos espacios abiertos y diáfanos del barrio", prosigue. 

El manifiesto propone que "se instalen más pistas deportivas para dar respuesta a las necesidades de los equipos deportivos del Poble-sec", uno de los problemas que mencionó la Asociación Vecinal del barrio a Metrópoli Abierta

GRAFITIS Y VANDALISMO

Aparte de reclamar espacios para la actividad deportiva, las asociaciones vecinales y de comerciantes exigen que se ponga límites a los tags, grafitis y dibujos que "ensucian y dañan las paredes, el suelo y el mobiliario urbano", para "ahorrar mucho dinero en la limpieza y las reparaciones". El manifiesto asegura que "que la plaza sea un polo de atracción para grafiteros también provoca que las pintadas proliferen", afectando de esta manera a comercios, furgonetas y otros parques. 

El manifiesto no termina aquí. El escrito incide en que los verdaderos problemas llegan cuando cae la noche y se producen "fiestas improvisadas, consumo de alcohol y drogas". Por ello las entidades y el vecindario consideran adecuado el cierre nocturno del parque, como se produce en otros jardines como los de Sant Pau del Camp o el parque de Diagonal Mar. "De esta forma evitaríamos actos vandálicos, botellones y otros comportamientos incívicos que afectan al vecindario", argumentan.  

Cuadro de conexiones del parque de Les Tres Xemeneies del Poble-sec que abren los incívicos / V.M.
Cuadro de conexiones del parque de Les Tres Xemeneies del Poble-sec que abren los incívicos / V.M.

SINTECHO Y CONSUMO DE ESTUPEFACIENTES

En el texto reclaman, además, que muchos de los actos que se celebran en el parque de las Tres Xemeneies se lleven a otras zonas como el Castillo de Montjuïc, l'Anella Olímpica o el Moll de Barcelona, "espacios diáfanos, cercanos al barrio y con una notable menor afectación". 

Por último, las asociaciones y entidades del Poble-sec exigen una actuación más contundente al Distrito de Sants-Montjuïc y al Ayuntamiento frente a los "numerosos sintecho que recogen chatarra, sociabilizan, consumen alcohol y sustancias y manipulan la chatarra recogida". El manifiesto especifica que, a pesar de las actuaciones diarias de la Guardia Urbana y los efectivos de limpieza, se precisa una solución digna para esta gente. 

PROBLEMAS DENUNCIADOS EN REITERADAS OCASIONES

Metrópoli Abierta ha denunciado en reiteradas ocasiones los contratiempos que se producen en esta plaza colindante a las antiguas chimeneas de La Canadenca. Durante el confinamiento, los jardines se convirtieron en un auténtico asentamiento de personas sinhogar y ahora, según han lamentado vecinos en incontables ocasiones, no son un lugar seguro para que los menores jueguen en sus instalaciones. 

Vista interior de la casa improvisada por los sintecho en una estructura de hormigón
Casa improvisada por los sintecho en una estructura de hormigón de las Tres Xemeneies durante el confinamiento / V.M.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.