Los Mossos d'Esquadra han desmantelado dos narcopisos del barrio barcelonés del Poble-sec, que presuntamente funcionaban como punto de compra y venta de drogas, en una operación que se ha iniciado a primera hora de la mañana de este miércoles.

Estos narcopisos se activaron en el barrio a principios de noviembre, después de la operación Bacar, que cerró decenas de narcopisos en el barrio del Raval y en otros municipios, según ha informado la policía catalana.

La operación de este miércoles ha contado con la colaboración de la Guàrdia Urbana de Barcelona, según ha informado el cuerpo municipal.

AVENIDA DEL PARAL·LEL

Fuentes de la Policía de la Generalitat han informado de que los dos pisos están situados cerca de la avenida del Paral·lel, limítrofe con el barrio del Raval.

Según estas fuentes, se trataría de narcotraficantes que habrían dejado Ciutat Vella después de la presión policial en este distrito contra los narcopisos, y que culminó el pasado 29 de octubre en la operación Bacar, en la que se registraron y clausuraron una treintena de estos puntos de venta de droga y se detuvo a 58 personas.

REUBICACIÓN

Algunos de los detenidos que quedaron en libertad se reubicaron en pisos de distritos colindantes con el Raval, donde continuaron con la actividad de venta de drogas. El pasado 13 de noviembre ya hubo otra operación en la que se desmantelaron dos narcopisos detectados en el distrito del Eixample, muy cercano al Raval.